En la jornada del sábado correspondiente a la novena de la Liga Endesa, hacerse fuerte en casa es una obligación.

El Divina Seguros Joventut empieza a mirar al futuro con cierto optimismo tras sumar su tercera victoria en la Liga, la segunda consecutiva en casa, imponiéndose al Valencia en un partido que se resolvió en un cara y cruz (86-84). Vidal anotó la canasta del triunfo a 18 segundos del final y el equipo de Pedro Martínez desperdició el último tiro, un triple de Diot, en el último segundo. Después de perder sus cinco primeros partidos, la reacción del equipo de Diego Ocampo ha sido espléndida. La llegada de Jerome Jordan, autor de 15 puntos y 4 rebotes frente a los valencianos, ha tenido mucho que ver. Pero también se aprecia una mejora sustancial en la imagen colectiva.

En el otro partido de la jornada, el MoraBanc Andorra se impuso al Rio Natura Monbus Obradoiro por 91-87 en un encuentro intenso que le permite mantenerse invicto en casa en lo que va de temporada de la Liga Endesa, con cinco partidos en el Poliesportiu y cinco victorias. El Andorra no sacó el máximo provecho de la línea de personal y el Obradoiro se fue acercando peligrosamente. Un dos más uno de McConell ponía un emocionante 86-84 en el marcador, pero en el intercambio final y con Shermadini como referencia en ataque los locales consiguieron llevarse el triunfo. Walker (16), la dirección de Albicy y la suma de Antetokounmpo, Martín y Shermadini (11 puntos cada uno) fue determinante. Los 22 punts de McConnell y los 21 de Whittington, sin recompensa.