Repasamos la actuación de los dos equipos españoles femeninos en Europa. Una de cal y otra de arena. Cayó Avenida, ganó Girona.

El Perfumerías Avenida perdió en Hungría, ante el Uniqa Sopron (77-68), en un vibrante partido del Grupo B en la Euroliga de baloncesto femenino en el que destacó Turner y que no se dilucidó hasta el último minuto. Los dos equipos mostraron, desde el primer segundo, sus cartas, que no eran otras que realizar un juego rápido que impidiera a su contrincante armarse en defensa. Y así fue, tanto para las húngaras como para las salmantinas, minuto a minuto, cuarto a cuarto, en el que ambos equipos sabían de la importancia del encuentro para clasificarse para la siguiente ronda. Perfumerías Avenida tenía tres triunfos y una derrota, frente a las dos victorias y otras tantas derrotas por parte del Sopron, lo que demostraba la igualdad de los dos equipos. Sin embargo, el conjunto salmantino sigue sin conseguir una victoria fuera de Salamanca en Euroliga de baloncesto, y ya van trece partidos, aunque en esta ocasión estuvo cerca de lograr esa primera victoria.

El Uni Girona ha confirmado su inmaculada trayectoria en Europa con una nueva victoria, la quinta en cinco partidos, que permite al equipo que dirige Eric Surís asegurarse de manera matemática la primera plaza de su grupo. Tiene la culpa el 56-65 que consiguió anoche en la pista del Castores Braine belga, un rival que se derrumbó en los últimos 10 minutos. Dirigido por una entonadísima Leo Rodríguez (24 puntos), el Uni supo sentenciar en la segunda mitad para acabar la jornada con 10 puntos y líder en solitario.