Hasta 7 partidos se jugaron en la noche NBA de sábado. El Portland-Detroit no pudo jugarse debido a la nevada en Oregón, Butler selló el triunfo de los Bulls en la prórroga y los Hawks siguen a la alza.

Los San Antonio Spurs sumaron su séptima victoria en 8 partidos a costa de los Charlotte Hornets. En un mal partido de Pau Gasol (5+5+3 en 20 minutos), los texanos se apoyaron en un Davis Bertans muy efectivo (20 puntos, 5/6 en triples, su mejor marca en la NBA) y un LaMarcus Aldridge que se fue hasta el 15+11+3. Pese a la rocosidad impuesta por los Hornets, que tuvieron a un notable Walker (18+2+3) la igualdad se deshizo en el ecuador del tercer cuarto con un parcial de 11-0 a favor de los texanos.

El mejor remedio para la mini-crisis de los Thunder era otro triple-doble -el 17º- de Westbrook. A la que el base volvió a exhibir su mejor versión (32+17+11), los de Billy Donovan desplegaron el juego que les caracteriza y volvieron a vencer. Los Denver Nuggets consiguieron forzar una primera mitad igualadísima (60-60), pero un mal parcial en la reanudación decantó la balanza. Emmanuel Mudiay tuvo uno de sus peores partidos con un 0/9 en tiros de campo.

Pese a tener atado el partido, los Minnesota Timberwolves acabaron sumando su cuarta derrota consecutiva. Los Utah Jazz protagonizaron una de las remontadas de la jornada con un parcial de 11-0 en el último cuarto cuando perdían de 9 a falta de 3 minutos. En el regreso de George Hill (19+5+7), los de Salt Lake City propusieron una gran defensa y sólo firmaron 10 pérdidas. Ricky Rubio se encaramó hasta el 12+3+7. Zach LaVine, que fue el mejor anotador de los suyos (24+9+4), falló la canasta decisiva que envía a los Wolves a la última posición de la Conferencia Oeste.

Los Indiana Pacers viajarán a Londres con 5 victorias consecutivas en la saca. En contraposición a ello, los New York Knicks sumaron ayer su séptima derrota en 8 encuentros. Las sensaciones eran muy claras antes del partido. Tras jugar 24 horas antes en Nueva York, los Knicks estuvieron muy cansados y, pese a que Porzingis (16+4+3) estaba de vuelta, ni él ni Carmelo (17+2+5) superaron la marca de los 20 puntos. Después del partido, Jeff Hornacek explicó que los Pacers «jugaron con mayor energía que nosotros».

El debut de Donatas Montiejunas (11+5+4) con los New Orleans Pelicans se tradujo en derrota. En el TD Garden de Boston, a los de Luisiana no les bastó con el mejor Anthony Davis de 2017 (36+15, no hacía estas cifras desde el 22/12)… porque no fue la única exhibición monstruosa del partido. En la otra canasta, Isaiah Thomas volvió a demostrar por qué merece ser el líder de estos Celtics con un 38+3 y un 6/11 en triples. Y es que el equipo de Brad Stevens se alzó hasta el 18/36 en triples.

Una nueva barbaridad de Jimmy Butler (42+10+5) selló el triunfo de los Bulls ante los Raptors en la prórroga. Duelo de contenders de la Conferencia Este que dejaron muy buenas sensaciones en pista y un espectáculo ofensivo. Wade volvió a ser el complemento perfecto del alero de moda con un 20+4+7. Los Raptors, que tuvieron a DeRozan y a Lowry en estado de gracia (más de la mitad de puntos del equipo), dejaron escapar una renta de hasta 19 puntos y los Bulls forzaron un tiempo extra en el que fueron mejores.

Los Atlanta Hawks siguen siendo uno de los equipos más en forma de la NBA. Anoche sumaron su sexta victoria consecutiva en casa de unos Mavericks que tuvieron muchos problemas para generar en ataque (prueba de ello son los 10 tiros libres que tiraron en todo el partido). Pese a que ya no son últimos en la Conferencia Este, los texanos sólo registraron un 25% de acierto desde más allá del arco. Dwight Howard estuvo inmenso en la pintura (15+20).

El Trail Blazers-Pistons, por su parte, fue aplazado debido a la intensa nevada que cayó anoche en la ciudad de Portland. Las autoridades tomaron esta decisión en pro de la seguridad de los espectadores y las dificultades para acceder al Moda Center.