El pívot español de los Memphis Grizzlies Marc Gasol disputará el tercer All Star de su carrera. La NBA ha confirmado este viernes que será suplente en la Conferencia Oeste.

Una noche después de hacer el mejor partido de su carrera (42 puntos ante los Raptors), Marc ha sido seleccionado por los entrenadores para estar en el fin de semana de las estrellas, que se celebrará en Nueva Orleans del 17 al 19 de febrero.

No tuvo opción alguna de entrar en el quinteto titular, porque los fans le votaron menos que a Durant, Anthony Davis o Cousins. Pero los técnicos no han tenido dudas en añadirle entre los 7 suplentes del Oeste. Sus promedios hasta ahora, lo merecen: 20,6 puntos, 6,1 rebotes y 4,2 asistencias (46,4% T2, 39% 3P y 21,5 de PER). Su mes de diciembre, fundamental para que los Grizzlies siguieran en la zona noble de Playoffs pese a la ausencia de Conley.

El curso de Gasol refleja el nivel de madurez que ha alcanzado el pívot de Sant Boi: su lectura táctica es brillante, su liderazgo es incuestionable y su ejecución -acompañada de una mejora de porcentajes- en el tiro hace que sea muy difícil defenderle.

Los suplentes del All Star 2017:

CONFERENCIA ESTE

John Wall (Washington Wizards): desde diciembre, los capitalinos han emprendido una remontada sin freno y ya rozan la tercera plaza en el Este. El base, con un altísimo liderazgo, parte fundamental.

Kemba Walker (Charlotte Hornets): su primera vez, y ya tocaba, porque los Hornets le deben mucho a Kemba. En la liga hay pocos jugadores con más desequilibrio que él.

Kyle Lowry (Toronto Raptors): ya va a ser la tercera vez que le veamos en el partido de las estrellas. Un base consolidado en la élite.

Paul Millsap (Atlanta Hawks): el último integrante de aquel quinteto que llegó a copar prácticamente todo el Este hace dos años. Un seguro de vida, callado pero eficiente.

Isaiah Thomas (Boston Celtics): el pequeñín de los orgullosos verdes vuelve a la cita tras estrenarse antaño. Sus números en Boston no se veían desde Bird. Sobran las palabras.

Paul George (Indiana Pacers): cuarta para vez para el alero de los Pacers, que sigue siendo uno de los mejores jugadores de la competición.

Kevin Love (Cleveland Cavaliers): aunque se ha desinflado -como los Cavs- en estas últimas semanas, su inicio de temporada recordó al Love de Minnesota.

Las grandes ausencias serán las de Dwyane Wade y Carmelo Anthony.

CONFERENCIA OESTE

Russell Westbrook (Oklahoma City Thunder): se quedó fuera del quinteto titular con polémica, pero los votos de los fans acabaron decantando la balanza en favor de Curry y Harden. Su temporada está siendo de otro planeta en lo que estadística se refiere. Es el MVP de las dos últimas ediciones.

Marc Gasol (Memphis Grizzlies): como hemos explicado al inicio de la noticia, premio muy merecido.

DeMarcus Cousins (Sacramento Kings): cuando está centrado es uno de los pívots más completos y dominantes de toda la NBA. Recursos, contundencia y manejo del balón. Espectáculo asegurado.

Draymond Green (Golden State Warriors): para muchos, la verdadera manija de los Warriors. Hace de todo y siempre con alta eficiencia. Corre, defiende, asiste y anota.

Klay Thompson (Golden State Warriors): qué decir del que posiblemente sea el tirador más rápido de la liga -con el permiso de Curry y Korver-. Si le da por encadenar una racha durante el partido…

DeAndre Jordan (Los Angeles Clippers): posiblemente sea el jugador que menos encaja por estadísticas, pero está claro que sus vuelos dejarán algún highlight.

Gordon Hayward (Utah Jazz): una de las revelaciones en el Oeste, Utah, no podía quedarse sin representante en el All Star. Hayward es líder indiscutible de los Jazz con números de superestrella.

La gran ausencia será la de Chris Paul (lesionado), que no ha sido sustituido ni por Conley ni por Lillard. Chirría quizás que esté DeAndre antes que Jokic, Towns o Gobert.

Evidentemente será el primer All Star desde 1998 sin Tim Duncan ni Kobe Bryant. Una nueva era.

EL TOP 10 DE CADA JUGADOR QUE ESTARÁ EN EL ALL STAR