Hasta 11 partidos disputados esta madrugada en la NBA. Wizards y Cavaliers nos regalaron una oda anotadora, mientras los Grizzlies superaron a San Antonio.

Uno de esos partidos que deben verse y disfrutar. Los Cavaliers ganaron en Washington 140-135 tras una prórroga épica que forzó Lebron James con un triple inverosímil a falta de 3 segundos, tras pase de fútbol americano de Love y con un giro que lo complicó todavía más. Los campeones acabaron con la racha de 17 victorias seguidas como locales de los capitalinos, que no pudieron hacer nada en el tiempo extra, con un sublime Kyrie Irving (11 de sus 23 puntos). Un triple suyo acabó con las esperanzas de los Wizards, que hasta entonces habían sido capaces de aguantar el tipo ante los de Lebron James [32 puntos y 17 asistencias, convirtiéndose en el primer jugador de la historia de la NBA en entrar en el ránking histórico de los 20 primeros en puntos (octavo), asistencias (decimotercero) y robos de balón (vigésimo)]. Kevin Love también brilló con un doble-doble de 39 puntos, 12 rebotes, tres asistencias y tres recuperaciones de balón. Los 41 puntos de Beal, sin premio.

Nueva decepción de los Knicks. Los neoyorquinos no pudieron superar a unos endebles Lakers en el Madison y van confirmando una tónica que se afianza: esta temporada va camino a otra debacle. Se pudieron escuchar algunos abucheos al equipo, que estuvo muy blando en defensa y que no tuvo suficiente con el 26+3+5 de Carmelo y un correcto 8+13 de Willy. Por parte de los Lakers, hasta 7 jugadores se alzaron hasta los 10 puntos o más.

Los Jazz se llevaron un partido completísimo en Atlanta. Pese a la dificultad de vencer en el Phillips Arena, los de Salt Lake City volvieron a hacer gala de un excelente trabajo defensivo para llevarse su tercera victoria consecutiva y la décima en 13 partidos. El acierto de los Jazz superó el 60% en los tiros de campo (61’3%), y estuvieron liderados por el talento de un gran Gordon Hayward (30+7+5+2).

Ni un final de infarto pudo con la racha de los Heat. Pese a que Wiggins tuvo el tiro que le podría haber dado el triunfo a los Timberwolves, los de Spoelstra sumaron su undécima victoria consecutiva y se siguen afianzando como el equipo en mejor racha de toda la NBA. Unos Wolves que tuvieron una gran baza interior con Karl-Anthony Towns (35+8), al que se le sumó el talento exterior de Wiggins (27+4). Por su parte, Ricky ejerció a la perfección en su posición (14+3+13+2). En los Heat, Dragic se fue hasta el 33+2+9.

¿Vuelve la bonanza a Toronto? Desde el día 18 de enero los canadienses no cuajaban una mini-racha de 2 victorias consecutivas y hoy lo han vuelto a hacer ante los Clippers. La clave del éxito volvió a sustentarse en la conexión entre DeMar DeRozan (31+5+2) y Kyle Lowry (24+4+8), al que se le sumó la contundencia de Valanciunas (21+12+2). Los Clippers perdieron la batalla del rebote (47-39) y fueron a remolque desde el ecuador del primer cuarto.

Quizás anoche se vieron a los peores Spurs de la temporada. Finalizando el encuentro con 74 puntos, los de Popovich fueron superados con claridad por unos Grizzlies que tampoco llegaron al 40% en tiros de campo. Fue un encuentro tedioso, en el que los de Tennessee se escaparon en el último cuarto y les bastó con un correcto Marc Gasol (15+8) y Zach Randolph (15+6). Vince Carter, 4 tapones con 40 años.

Un fadeaway de Wade a falta de 13 segundos encaró la victoria de los Bulls en Sacramento. Los Kings, que tuvieron a un Cousins que no llegó a los 20 puntos (18+14+5), compitieron un encuentro que pudieron remontar pese a que llegaron a ir perdiendo de 27 en algún momento del tercer cuarto. Sin Jimmy Butler, los Bulls tuvieron a un excelente Wade (31+6+3) y un acertado Michael Carter-Williams (21+6+4+2, con 8/12 en tiros de campo).