Hasta 8 partidos esta madrugada en la NBA con el regreso de Durant a Oklahoma, donde los Warriors ganaron sin demasiados problemas.

Era el duelo picante/morboso de la noche. Regresaba Durant a Oklahoma por primera vez desde su traspaso a los Warriors. Y la afición de los Thunder no parece que guarde muy buen recuerdo del que hasta el curso pasado era su jugador franquicia. Varias pancartas diciendo «Russ es mejor que tú» y demás que no reproduciremos acompañaron al alero de los de Oakland, que lejos de arrugarse, volvió a ser clave para que los líderes del Oeste ganaran fácil (130-114). Durant acabó con 34 puntos y 9 rebotes con un 57% en tiros de campo. Y aunque Westbrook intentó lo imposible (47 puntos, 11 rebotes y 8 asistencias), a KD le secundaron Thompson y Curry con 26 puntos cada uno y un McGee productivo (16+3 en 19 minutos). Al descanso, la diferencia era ya de 23 puntos gracias a un 43-26 en el segundo periodo. Abrines apenas jugó 9 minutos y Oladipo fue el único que secundó la machada casi en solitario de Westbrook (aportó 20 puntos).

Los Mavericks van camino de Playoffs. Sí, quién lo hubiera dicho a finales de noviembre, ¿verdad? Pero el regreso de Nowitzki lo ha cambiado todo, siendo catalizador de un equipo con mimbres interesantes que necesitaban un líder que les guiara. Anoche, el alemán anotó 14 puntos en 17 minutos. Porque los texanos no necesitaron más de sus servicios ante los Magic, a los que ganaban 61-35 al descanso y terminaron derrotando 80-112. Destacamos los 10 puntos de Brussino en 12 minutos. Ibaka, 8+4 en 25 minutos.

Los Sixers, sin Joel Embiid -al que le han encontrado una lesión en la rodilla pero no necesitará cirugía- , cortaron la buena racha de los Miami Heat (109-117). Pese a los 30 puntos de Dragic y el control del rebote, los de Florida no jugaron tan en equipo como los de Philadelphia, que repartieron 12 asistencias más. Covington, Noel y Saric, con 19 puntos cada uno, fueron los artífices del triunfo.  

Empezó con fuerza Denver en Cleveland, pero no pudo seguir el ritmo de los campeones y acabó sucumbiendo 109-125. Lebron James tuvo que multiplicarse (27+5+12) para evitar que Nikola Jokic, tras su exhibición en el Madison, repitiese lo mismo en Ohio. Y no estuvo nada mal el serbio, 27 puntos, pero no encontró apoyos en sus compañeros.

Triunfo de los Bucks 116-100 ante los Pacers para homenajear al lesionado Jabari Parker y coger una alegría tras varios tropiezos seguidos. La segunda unidad de los de Wisconsin estuvo acertada, con 17 puntos de Brogdon y Monroe, más 19 de Teletovic. Antetokounmpo rozó el triple-doble (20+8+10) y nos regaló un mate al más puro estilo Space Jam.

Trabajado triunfo de los Clippers en Charlotte (107-102), que no se confirmó hasta el último de partido por el empeño de Kemba Walker y Nico Batum. Pero los angelinos ganaron y siguen -de lejos- la estela de los Rockets. Griffin estuvo superlativo (20 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias), asumiendo el liderazgo del equipo sin Chris Paul -¡cuánto lo están echando de menos!-. Magnífica la aportación desde el banquillo de Jamal Crawford, 22 puntos con un 5 de 8 en triples.

Exhibición ofensiva en mayúsculas de James Harden, que lideró a Houston a una holgada victoria ante los Suns 102-133. El base de los texanos hizo un partidazo en apenas 29 minutos de juego: 40 puntos (8 triples), 6 rebotes y 8 asistencias. Phoenix sólo pudo aplaudir la exhibición del que, posiblemente, vaya a ser MVP del curso.

Y acabamos con la victoria de los Celtics en Utah 112-104 con otra gran actuación de Isaiah Thomas, que se fue hasta los 29 puntos y 5 asistencias. Los de Salt Lake City acusaron su mala noche en el tiro (25% en triples) y la poca aportación del banquillo. Gobert (14+14) y Hayward (31) intentaron no desfallecer, pero el banquillo de los de Massachussets sí aportó (52 puntos).