Malas noticias para los Cleveland Cavaliers, que pierden durante seis semanas a Kevin Love a causa de una lesión en la rodilla izquierda que exigirá una artroscopia.

Love fue baja en el último partido de la franquicia de Ohio (precisamente ante su ex equipo, los Timberwolves). Los médicos estaban realizándole pruebas que confirmaron los peores presagios, ya que el ala-pívot deberá pasar por el quirófano.

Esta artroscopia le dejará fuera prácticamente hasta abril, haciéndole perder además el All Star de este fin de semana. La NBA ya ha abierto la veda para ver quién puede sustituirle. Los primeros nombres que han salido a la palestra, y que ya se quedaron fuera de los 12 por los pelos: Carmelo Anthony, Kristaps Porzingis, Bradley Beal… (Embiid entraría en esas quinielas pero es muy posible que también sea baja por esas molestias en la rodilla).

Pero la gran pérdida es para los Cavaliers, ya que Love estaba siendo fundamental en los esquemas de Lue. Tras LeBron e Irving, un pilar imprescindible en el quinteto titular. Promediaba 20 puntos, 11,1 rebotes y 2 asistencias por partido hasta ahora.

Los campeones no pueden confiarse en absoluto, porque los Celtics están a tan sólo dos partidos de igualarles.