Qué manera de empezar el All Star. El Team World derrotó al Team USA 150-141 con una exhibición superlativa de Jamal Murray, MVP del Rising Stars Challenge.

El alero de los Nuggets fue el líder de los internacionales, acabando con 36 puntos. El canadiense, que metió hasta 9 triples con un extraordinario procentaje del 64%, aportó nueve asistencias. Jokic rozó el que hubiera sido el primer triple-doble de la historia del partido (12+11+8). Los españoles Willy Hernangómez y Abrines disfrutaron de la cita y de Murray, aunque apenas aportaron 2 y 3 puntos respectivamente.

Por parte de los estadounidenses, fueron Karl-Anthony Towns (24 puntos y 11 rebotes), Frank Kaminsky (27 puntos, con 7/11 en triples) y Jonathon Simmons (19 puntos) los que intentaron


En el partido de las celebridades, el Este barrió al Oeste (88-59) con un gran Brandon Armstrong, el rey de las imitaciones, que terminó con un doble-doble de 16 puntos y 15 rebotes.

Aunque fue Jarrius Robertson, un joven de 14 años de Nueva Orleans, el que se convirtió en la gran estrella del partido. Robertson padece atresia biliar, una enfermedad crónica que le obligó a someterse a un transplante de hígado con solo un año de edad, y que entre otras muchas complicaciones, afecta a su crecimiento.