Trepidante segunda jornada en el All Star de Nueva Orleans, con Porzingis ganando el concurso de habilidades, Gordon batiendo a Irving en los triples y Glenn Robinson III los mates.

Una de las pocas alegrías del año para los Knicks. Kristaps Porzingis ganó el concurso de habilidades tras batir a Gordon Hayward en la final -en semifinales se deshizo de Nikola Jokic-. El pívot letón hizo el recorrido a la primera, enchufando el triple que rubricó su victoria antes de que llegara la estrella de los Jazz.

Es el segundo año consecutivo que lo gana el jugador más alto que disputa el concurso (2,21m, antaño fue Karl Anthony-Towns) y el segundo europeo que lo logra tras Tony Parker en 2012.

El hecho que sea un simple concurso no debería hacernos recordar el deleite que es ver a un jugador de esa envergadura moverse con tanta facilidad por la pista, ejecutar con tanta rapidez -y efectividad- y en general manejar tan bien el balón.


Tras dos años de dominio Curry-Thompson, Eric Gordon se convirtió en el nuevo campeón del concurso de triples ganando en la final a Kyrie Irving.

Walker (19 puntos), Irving (20) y Gordon (24) se clasificaron a la fase final venciendo a Matthews, McCollum y Lowry con bastante autoridad, y con Thompson y Young quedándose a las puertas de la final. Sorprendente lo de Klay, que fue de más a menos y se le atragantó el carro con los tricolores.

En la final, Irving y Gordon empataron en cabeza con 20 puntos, con Walker tercero con 17. En la ronda extra Gordon se impuso con más comodidad (21 a 18) y se llevó el concurso. El escolta de los Rockets confirma así su buen nivel esta temporada.


Glenn Robinson III se llevó el concurso de mates sin tampoco hacer nada especial o nuevo. Dos mates de gran dificultad técnica -pero ya vistos otros años- le permitieron ganar a Jones Jr. en la final. El jugador de los Pacers lo celebró con su compañero Paul George.

Deandre Jordan comenzaba el concurso buscando un golpe de efecto saltando por encima del “DJ” (Khaled), sin especial inspiración. Pero todo el mundo esperaba a Gordon. Y esa presión le pasó factura. Con la ayuda de un drone, el jugador de Orlando buscó un toque de originalidad en su primer asalto, pero tras varios fallos, dejó un mate a años luz de la magia del año anterior.

Ya en la segunda fase Gordon fue aún peor, que fue incapaz de finalizar su mate y quedaba eliminado. En la final, Jones Jr. quedó ya sin opciones tras fallar su primer mate.