La NBA confirmó que el All Star del 2018 se celebrará en la ciudad californiana de Los Ángeles por cuarta vez en la historia.

Tras el que posiblemente haya sido uno de los fines de semana más decepcionante de los últimos fines de semana, la liga ha confirmado Los Ángeles como sede del próximo curso. Lo hizo en el transcurso del Partido de las Estrellas en el que Anthony Davis batió el récord de puntos de Wilt Chamberlain. 

Los Ángeles acogerá así la cita siete años después, ya que en 2011 organizó un evento inolvidable con Kobe Bryant como MVP. Pero debemos remontarnos hasta el 1963 cuando la ciudad californiana, con todo el glamour que conlleva, albergó su primer All Star En aquella cita, Bill Russell ganaría el MVP con 19 puntos y 24 rebotes (el Este ganó 115-108 al Oeste).

Hasta 2004 no volvimos a ver un All Star en Los Ángeles, hecho sorprendente viendo la hegemonía que tuvieron los Lakers durante los años 80. Fue en 2004, y el Oeste ganó 136-132 al Este en el Staples Center con un grandísimo Shaquille O’Neal (MVP) y una bonita remontada en la segunda mitad. Fue precisamente la última vez que Shaq jugó un All Star con la elástica de los Lakers.

Finalmente, en 2011 Los Ángeles vio como su ídolo Kobe Bryant lideraba a la Conferencia Oeste 148-103, coronándose de nuevo como MVP de la cita.