Y tras el All-Star, las noticias en New Orleans no paran de ser buenas. DeMarcus Cousins deja su equipo franquicia, Sacramento Kings, para ser traspasado a los Pelicans de Anthony Davis a cambio de jugadores y dos picks para el próximo Draft.

Como en estos casos, el periodista Adrian Wojnarowski lo ha anunciado antes que nadie en su portal, The Vertical.

La noticia ha sido nombrada en plena resaca del All-Star, celebrado en la capital de Lousiana. Tras muchos meses y temporadas que se hiciera dicho movimiento hacia cualquier franquicia NBA, además que los propios Kings anunciaran que no venderían a su estrella, finalmente han sido los Pelicans quienes se han llevado el gato al agua tras muchos rumores que le llevaban a Boston Celtics.

Cuando todos vieron que, sorprendentemente, el jugador solo jugó dos minutos en el All-Star Game, las alarmas saltaron, era muy sospechoso. Según fuentes han confirmado al periodista, el equipo ya estaba negociando con la otra franquicia para un traspaso que se ha convertido en un autentico bombazo. Es normal está magnitud, porque la dupla interior que haría con Anthony Davis (que se formó anteriormente en Kentucky) podría demoledora.

Los Kings, a cambio, recibirán a Buddy Hield, número seis del último Draft, a Langston Galloway y a Tyreke Evans (que vuelve a casa) en una operación en la que también se incluiría las dos rondas de los Pelicans en el draft de 2017 (una primera que tenían protegida Top-10 con Chicago y que tendrá alguna protección por parte de los Pelicans, y una segunda). Por su parte, los Pelicans también han conseguido a Omri Casspi.

En seis temporadas y media, DeMarcus Cousins ha jugado 470 partidos con los Kings, sin ir a PlayOffs, promediando 21,1 puntos y 10,8 rebotes. Con el acuerdo conseguido, Cousins renuncia a una extensión de contrato de 5 años a cambio de 209 millones de dólares con Sacramento, además de estar más cerca de su pueblo natal  (Mobile, Alabama).

Con este movimiento, los hombres de Alvin Gentry saben a por lo que van: a por los PlayOffs. A 2’5 partidos del 8o puesto de Denver Nuggets, el regalo que le han hecho a Davis (que viene de hacer la salvajada de 52 puntos en el All-Star), a nivel competitivo, los Pelicans ganan muchísimo enteros para ser un equipo que asusten.

Ahora los Kings consiguen un espacio salarial bastante alto, además de jugadores trabajadores y talentosos. Sin embargo, el trade es más favorable a los Pelicans, y es que ganar a Cousins y juntarlo con uno de los mejores pívots de la NBA y que además, se conocen bien, puede provocar un monstruo.

Según Marc J. Spears, de la ESPN, Cousins volverá a New Orleans el martes, para firmar con los Pelicans hasta final de temporada, y que por supuesto, le extenderán un contrato más lucrativo a final de esta.