En plena guerra entre la FIBA y la Euroliga, Andrei Kirilenko se ha postulado en una entrevista a favor de las ventanas de selecciones que se introducirán la próxima temporada.

La pugna por el control del calendario es total. A estas alturas, un hueco en la apretada agenda de los equipos grandes europeos se antoja muy complicado. Las ventanas FIBA, que empezarán a ser una realidad después de este mismo verano, cuentan con el apoyo de Andrei Kirilenko, ex-jugador y ahora presidente de la Federación Rusa.

Es lógico deducir que la postura de Kirilenko está influída por el cargo que ocupa en la FIBA. En una entrevista que le hicieron su web oficial, el mandatario asegura que “nunca tenemos la oportunidad de ver a nuestra selección nacional durante la temporada. Sólo lo hacemos en agosto. Para los fans, esto es un desastre. Con el nuevo sistema de competición, puedes ver a tu país cada 3 meses“.

En cuanto a lo que las ventanas pueden aportar a los jugadores, el ruso ha defendido que “pueden resetear sus mentes, tomándose un respiro de su temporada profesional con sus clubes, ir con el equipo nacional y ver a amigos. Vuelves con otra mentalidad para lo que queda de temporada y con nuevas emociones“.

Como vemos, cada representante defiende de forma cerrada una posición en función de si pertenece a la FIBA o a la Euroliga. El choque de fechas es real. Y una cosa está clara: nos espera un verano muy movido en los despachos.