El CB Miraflores inicia una semana vital para formalizar su inscripción a la próxima temporada de la Liga Endesa. Tal como informa El Correo de Burgos, comienzan los contactos

Buenas sensaciones y cautela afrontan en Burgos una semana muy importante para ellos. El San Pablo Burgos (CB Miraflores) ha iniciado su plazo para formalizar su inscripción a la próxima ACB, una tarea complicada que, sin embargo, debe tener un final feliz, o eso cree la directiva del club azul.

8 días quedan del plazo concedido por ACB, pero el plan ideado se ajusta a las estrecheces del calendario. El bloque encabezado por Félix Sancho ha intensificado los contactos para conseguir los máximos apoyos posibles en busca de financiación para cumplir con las obligaciones. Por este caso, el papel de las administraciones locales y territoriales puede ser vital.

Ya se han mantenido conversaciones con el Ayuntamiento de Burgos y la Diputación Provincial, y quieren añadir a la Junta de Castilla y León. El objetivo, 800.000 euros para el desarrollo del proyecto deportivo. De momento ya se ha hecho un paso gigante. La administración local avanzará hoy en esta materia y el alcalde, Javier Lacalle, ha convocado mañana a la Junta de portavoces para dar forma a una ayuda que debe ser aceptada antes del 27 de junio.

Sin embargo, el paso es en falso, ya que todos los acuerdos deberán pasar por el Pleno municipal, situación que limita aún más los movimientos del club con las entidades bancarias. Además, el el aval obligatorio de 600.000 euros y otros pagos estimados en más de 100.000 euros.

Mientras, el club está a expensas de las directrices que asuman a ACB y FEB, mañana hay una reunión entre el CSD, ACB, Burgos y Gipuzkoa Basket para establecer el canon y el fondo de ascensos y descensos y evitar que sean los 1,7 millones de euros.

Aunque quedan muchas dudas por resolver e innumerables asuntos que tratar en las próximas jornadas, la posibilidad de ver a Burgos en la máxima categoría nacional es real.