La última hazaña de Michael Jordan no ha sido sobre el parqué. El récord más reciente del jugador de baloncesto más laureado de todos los tiempos ha sido la venta de una camiseta usada en los Juegos Olímpicos de 1984. Concretamente, fue en esta competición donde Jordan se dio a conocer al mundo.

La subasta, organizada por Grey Flannel Auctions, ha vendido la prenda por 273.904 dólares, tras garantizar que pertenece al deportista. No se han aportado datos sobre el comprador.

Esta camiseta supera el récord que ostentaba equipación de Julius Erving, Virginia Squires de la ABA, que figuraba por 190.414 dólares. Hace unas semanas, Michael Jordan también consiguió mejorar la marca también en la venta de zapatillas, consiguiendo 190.373 dólares por las que usó en la final olímpica de 1984.

En zapatillas también arrasa

Desde que comenzó su comercialización, no ha parado de ganar y ganar más dinero y hasta cuando esta retirado sigue siendo el rey. Según un estudio publicado por Kurt Badenhausen  para “Forbes” y que ha publicado el diario AS, Jordan ganó 110 millones de dólares solamente por la comercialización de sus Air. 

Lo curioso del asunto es que la suma de las cantidades que recibieron en el último año LeBron James, Kevin Durant, Kobe Bryant, James Harden y Stephen Curry por la comercialización de sus zapatillas no llega a la desorbitada cantidad que el propietario de los Charlotte Hornets obtuvo en los doce últimos meses.