Traspaso bomba en la NBA. Tal y como explicó el periodista Shams Charania, Kyrie Irving jugará en los Boston Celtics y los Cavaliers reciben a cambio a Isaiah Thomas, Jae Crowder y Ante Zizic. A bote pronto, un win-win de manual.

Hacía semanas que Irving había pedido ser traspasado. Se lo trasladó al mandamás de la franquicia de Ohio Dan Gilbert. ¿El motivo? Quería tener más protagonismo y con LeBron James al lado eso no era posible. De eso hace un mes.

Y tras varios días sin noticias ni rumores con fundamento alrededor de un posible movimiento, este martes se ha confirmado el traspaso que puede revolucionar la Conferencia Este.

¿Quién sale ganando?

Leyendo a periodistas estadounidenses, nadie es capaz de decantarse por un ‘ganador’ del traspaso. Quizás ese pick (2018) de los Nets que tenía Boston y vuela hacia Cleveland puede ser determinante, ya que seguramente será un pick más que interesante para los de Ohio. Además, consiguen a un defensor de lujo como Crowder y a un pívot con proyección como Zizic.

En el intercambio Irving-Thomas podemos entrar a debatir estilos y capacidades para liderar. Irving acabó congeniando con LeBron y el anillo de 2016 tiene mucho de él, pero la explosión de Thomas también le ha colocado como una de las superestrellas de la liga. La gran duda, si se entenderá con ‘The King’ -Thomas amasa más el balón que Kyrie seguramente-.

Cleveland logra así ampliar su banquillo, quizás uno de los puntos débiles en las pasadas Finales -y la campaña en general-. Boston no quería incluir en el traspaso a Tatum y reunirá al rookie junto a Al Horford, Hayward e Irving. ¿Suficiente para asaltar el trono de LeBron en el Este? Tarea apasionante para Brad Stevens.

Atención al verano de 2018

Este traspaso tiene muchísimas lecturas. Una de ellas, intentar reducir la posibilidad factible de que LeBron James abandone Cleveland en 2018 -cuando será agente libre-. Con Thomas puede tener un nuevo compañero de viaje, aunque éste también será agente libre el próximo verano y querrá pedir el máximo dinero posible, porque actualmente ‘sólo’ percibe 6,2 millones de dólares, lejos de las astronómicas cifras de salarios que se pagarán este curso.

Los Cavaliers tendrán que moverse bien, porque pueden quedarse con los dos, con uno o con ninguno. Ese mismo verano también quedarán libres Durant -player option-, Chris Paul, Westbrook y Cousins entre otros. Nos divertiremos.

Recordemos que el primer partido de la temporada regular será un Celtics-Cavaliers. El morbo, asegurado. Parece que en el Este tendremos una rivalidad muy interesante.