Tan solo cuatro jugadores del TOP 10 de la clase del 2018 han elegido universidad, y dos de ellos ya se han decidido a jugar a las órdenes de Coach K en Duke Blue Devils. Tras el commitment de Tre Jones, uno de los grandes bases de la nación, esta pasada madrugada del 2 de septiembre Cameron Reddish, uno de los grandes aleros de su camada, ha decidido unirse al proyecto de Durham para su desembarco en la NCAA el próximo año. Reddish, uno de los grandes nombres en la selección americana en el pasado mundial U19, descarta así a Kentucky y Villanova en pos de una Duke que ya es claramente la referencia en el recruit de los denominados one&done, jugadores con futuro NBA que solo están llamados a disputar una temporada en la liga universitaria.

Reddish es un alero versátil, con una tremenda capacidad anotadora y un físico que no le sitúa en un rol concreto sino en la posibilidad de abarcar muchísimas opciones y funciones en el sistema de Duke la próxima campaña. Fue uno de las grandes estrellas de la pasada NIKE EYBL 2017, y su temporada senior apunta a ser más que dominante. Las esperanzas de Calipari tras entrenar a USA Basketball en Egipto eran hacer recalar al jugador en Lexington, pero vía Players Tribune el alero desveló los motivos por los cuales la fábrica de North Carolina será su destino el próximo año.

https://twitter.com/camreddish/status/903774113529040900