Tal como apuntaba en el primer texto, un equipo pequeño tiene que hacer maravillas con un presupuesto reducido para poder ser competitivo contra equipos que cuentan con mayores recursos. Parece que, a priori, la dirección deportiva de los burgaleses ha sabido moverse con habilidad para completar un roster con apuestas arriesgadas pero con mucho talento. Siete caras nuevas hasta el momento y todas generan ilusión entre la afición burgalesa.

La posición de base se renueva completamente para el tan ansiado desembarco en la Liga Endesa. Thomas Schreiner, quien ha crecido como jugador en las filas del MoraBanc Andorra, ha demostrado de sobra que es un jugador más que válido para afrontar este reto. 5,4 puntos, 3,6 asistencias y 1,7 rebotes son los promedios del austriaco durante sus 4 temporadas en la ACB, donde se ha consolidado como un solvente organizador, destacando su capacidad para asistir. Su pareja en el “1” será Corey Fisher. El base norteamericano ya destacó en la Penya durante la temporada 2012/2013, donde promedió 13,8 puntos, 2,7 rebotes y 2,1 asistencias por encuentro. Jugador rápido, hábil en el bote y con destacada capacidad anotadora, llega procedente del Lietuvos Rytas, equipo lituano que disputa la Eurocup y en el que tuvo un papel destacado.

En las alas, dos son las caras nuevas en el vestuario dirigido por Diego Epifanio. Deividas Gailius será casi seguro la referencia exterior de los azules. Cuenta con experiencia tanto en Euroliga como en Eurocup, y es un habitual de las convocatorias de la selección lituana. Genera peligro tanto desde el 6,75 como en penetración, ya que es un jugador habilidoso y con buen manejo teniendo en cuenta su tamaño. Compartió vestuario con un viejo conocido de la parroquia burgalesa, con quien compartió vestuario en aquel Neptunas Klaipeda que dio más de una sorpresa en la Euroliga 2014/2015.

También en la posición de tres, y también lituano, Tadas Sedekerskis, llega para consagrarse como jugador de élite. Baskonia no se habría despedido de un cupo si no fuese a contar con minutos para explotar su talento. Es una de las grandes promesas europeas y, aunque su juventud (19 años) genera cierta incertidumbre, desde los servicios deportivos del San Pablo Inmobiliaria Burgos han decidido apostar por un jugador que puede marcar diferencias. Alero de gran tamaño, en el Baskonia también fue utilizado de cuatro. Sin duda tiene ante sí una gran oportunidad para demostrar lo que vale.

Por ultimo, en la pintura, tres jugadores han llegado a las filas de Burgos. El primero fue Deon Thompson. Su fichaje resultó ser una grata sorpresa, pues se trata de un jugador casi de primer nivel. En Euroliga ha llegado a promediar 12 puntos y 5,4 rebotes en su mejor temporada, la 12/13 con el Alba Berlín. Un lujo para la pintura de un recién ascendido como el San Pablo Inmobiliaria Burgos, pues Deon ha pasado por algunos de los mejores equipos del viejo continente. Suple su falta de centímetros (2,04m) con su capacidad atlética y su poderío físico, pudiendo jugar tanto de 4 como de 5. El segundo refuerzo para la pintura, cedido por el Real Madrid, fue la torre brasileña Felipe Dos Anjos. También joven y en busca de explotar como jugador, su envergadura y el crecimiento experimentado durante la última temporada en Oviedo, donde sumó 9 puntos y 6 rebotes en 21 minutos por encuentro, han llevado a Burgos a apostar por él.

Quien cierra la pintura de los burgaleses es, ni más ni menos que Sebas Saiz. Tras completar una brillante etapa en Ole Miss (NCAA), Sebas, que es una de las mayores promesas del basket nacional, debutaba con la selección española y el Real Madrid no dudaba en hacerse con sus servicios como apuesta de futuro. Con pocas oportunidades en la entidad merengue, el club blanco decidió cederle. Zaragoza parecía su destino, pero un giro de los acontecimientos provocó la llegada de Sebas a Burgos. Capaz de anotar tanto bajo el aro como desde media y larga distancia, goza de un físico atlético y una destacada capacidad para rebotear y taponar. Como dato, en su última campaña en la NCAA promedió un doble-doble de puntos y rebotes.

Salvo sorpresa, la plantilla del San Pablo Inmobiliaria Burgos está cerrada. Cinco renovaciones y ocho fichajes que combinan jugadores jóvenes y talentosos con jugadores contrastados. Sin duda, una plantilla ilusionante para afrontar el salto a la Liga Endesa.