Juan Carlos Navarro destacó después de haber jugado su último partido con España que cierra el círculo con «otra medalla» y que es una «satisfacción enorme».

“Es una gran felicidad acabar de esta manera. Después de semifinales el equipo ha vuelto a estar increíble y ha salido muy bien al partido y ha ganado una medalla que no es nada fácil”, subrayó Navarro en declaraciones que recoge ‘EFE’.

”Los sentimientos están a flor de piel. Han sido sentimientos raros antes del partido, muchos mensajes, algunos muy importantes que te tocan más, pero orgulloso de haber estado aquí y de ganar otra medalla”, añadió.

”Mis hijas me han enviado mensajes muy chulos, esos son los más importantes, pero hay muchos. Por suerte he hecho buenos amigos en este camino y la gente respeta lo que he hecho por la selección”, continuó el capitán.

La trayectoria de Navarro es apabullante después de 17 años y 253 partidos con la selección española. ”Cuando empecé nunca hubiera soñado siquiera en ganar tantas medallas. Nos hemos juntado una generación ganadora con un ‘feeling’ increíble y eso da sus frutos. Viene gente con muchas ganas y talento, pero lo que hemos hecho en el transcurso de estos años será difícil de igualar”, reconoció.

”Quería acabar el partido y hacerlo ganando. Ha habido un momento de nervios y se me ha pasado por la cabeza que se podía complicar y se podía fastidiar la fiesta, pero bueno. Cuando llegue a casa lo sentiré de otra forma. Aún estoy metido en el equipo”, concluyó.