Nueva entrega de esta sección dirigida por Sergio González, Entrenador Superior de Baloncesto y Director Deportivo del Club Baloncesto Seis do Nadal – Coia (Vigo – Galicia), en la que a través de una charla con entrenadores de Liga EBA, simulando esas charlas que se producen a pie de pista antes del inicio de los partidos, buscaremos conocer un poco más el club al que pertenecen y su particular visión sobre diferentes aspectos del deporte de la canasta.

En esta ocasión nos adentramos en el Club Marín Peixegalego, club gallego de baloncesto situado en Marín, municipio de la provincia de Pontevedra. Hablamos, a pie de pista, con Javier Llorente, actual entrenador del equipo de Liga EBA, que nos ayudará a conocer su propia realidad y nos dará su visión sobre el baloncesto actual.

Para empezar esta charla debo preguntarte sobre tu reciente experiencia dirigiendo al equipo en LEB Oro la pasada temporada 2016/2017.

A pesar de ser una temporada difícil a nivel deportivo, personalmente creo que fue una temporada positiva. Me permitió conocer una liga profesional y su engranaje desde dentro. Seguir sumando experiencias y aprendiendo. Soy de la opinión de que todas las temporadas vas aprendiendo y formándote, pero cuando tienes que vivir situaciones más complicadas, te hace crecer y reconocer errores que no aprecias cuando las cosas van mejor.

“CUANDO TIENES QUE VIVIR SITUACIONES MÁS COMPLICADAS, TE HACE CRECER Y RECONOCER ERRORES QUE NO APRECIAS CUANDO LAS COSAS VAN MEJOR.”

Una vez finalizada vuestra aventura en LEB Oro, ¿cómo os ha afectado toda la situación originada durante este verano desde la no inscripción de vuestro equipo en LEB Plata hasta la inscripción definitiva en Liga EBA?

Pues te puedes imaginar… Llevo muchos años en el club, viendo lo que cuesta sacar un equipo sénior de ese nivel con muy poco apoyo, y de repente te queda esa sensación de impotencia cuando ves que lo que has ganado durante mucho tiempo deportivamente, te lo quitan, en mi opinión, por un motivo poco ético.

Luego ves que la ampliación de una liga no es posible porque está cerrada, pero te ofrecen salir en otra a última hora… un caos que no te permite trabajar ni programarte y que lo peor de todo, afecta a una directiva, afición y todo un pueblo volcado con un equipo. Creo que si queremos dar valor a las competiciones, hay que empezar a hacerlo por méritos deportivos.

Mirando hacia la estructura deportiva del Club Marín Peixegalego, ¿cómo es esa estructura y qué representa el actual equipo de Liga EBA para la entidad?

Es un club que tiene 17 equipos, con dos equipos sénior tanto en femenino como en masculino, y equipos en todas las categorías. Tenemos escuelas, un trabajo en los colegios, organizamos eventos a nivel local, autonómico y nacional…. Un club que está muy vivo, y que necesita ese espejo en el que los niñ@s se vean identificados cada fin de semana.

¿Os estáis encontrando algún tipo de limitación a la hora de confeccionar la plantilla del equipo de Liga EBA? Después de hablar de la estructura deportiva de tu club, ¿los jugadores de las categorías inferiores tienen presencia dentro del equipo sénior?

Por el tiempo que tenemos para configurar la plantilla, sin ningún tipo de planificación, y teniendo en cuenta que venimos de competir en una liga con jugadores muy diferentes, se hace muy complicado configurar un equipo que pueda ser competitivo. A día 21 de Septiembre tenemos 4 jugadores confirmados.

Contaremos con jugadores que se han formado en categorías inferiores, como Pablo González y algún otro, y contaremos con la ayuda en los entrenamientos de jugadores de categoría júnior.

Echando la vista atrás, ¿cuántas temporadas llevas al frente del equipo Sénior Masculino de tu club?, ¿ha habido algún cambio en tu forma de entrenar y dirigir al equipo con el paso de los años?

Llevo 5 temporadas como primer entrenador, de las cuales he tenido la suerte de vivir prácticamente de todo. He cambiado mucho desde que empecé, tuve la suerte de formarme con entrenadores como Quino Salvo, Yago Casal… Creo que el entrenador se hace a partir de la formación y sobre todo la experiencia, y creo que se sacan más cosas positivas en las temporadas más duras que aquellas que tienes la fortuna de cara.

La clave está en tener ilusión y seguir formándote; cuanto más aprendes, más te das cuenta de lo mucho que puedes mejorar. Es lo que más me gusta de esta profesión, que siempre puedes mejorar.

“CUANTO MÁS APRENDES, MÁS TE DAS CUENTA DE LO MUCHO QUE PUEDES MEJORAR. ES LO QUE MÁS ME GUSTA DE ESTA PROFESIÓN, QUE SIEMPRE PUEDES MEJORAR.”

Hablando de progresar y mejorar, me gustaría preguntarte sobre las actuales modificaciones en el reglamento de juego, ¿qué opinas de estas modificaciones y cómo vas a incorporar las nuevas reglas a tus entrenamientos? 

Yo pienso que la clave está en adaptarse a los cambios que se van produciendo y tratar de incorporarlos a la manera de trabajar. De esa manera lograremos un mayor rendimiento y nos ayudarán a ser mejores.

Intentaremos trabajarlas desde el primer día e incidir en ellas para la adaptación de los jugadores con más experiencia en competiciones FEB, y creo que será una ayuda para la adaptación de los jugadores extranjeros, sobre todo americanos, que ya están más acostumbrados.

Llegando al final de esta charla me gustaría preguntarte sobre el baloncesto de formación. ¿Cuáles crees que deberían ser las principales preocupaciones de los entrenadores de baloncesto de formación y que consejos les podrías dar ahora que estamos empezando una nueva temporada?

Yo en formación creo que la única preocupación que deberíamos tener es que el jugador disfrute con lo que hace, que mejore dentro de sus posibilidades. Como entrenadores formarnos e intentar que los jugadores mejoren todos los días. Lo más importante es la ilusión con la que afrontemos cada temporada.

“LO MÁS IMPORTANTE ES LA ILUSIÓN CON LA QUE AFRONTEMOS CADA TEMPORADA.”

Hablas de ilusión al empezar cada temporada, ¿estás ilusionado con la nueva temporada que estás a punto de empezar?, ¿cuáles son tus objetivos con el equipo?

A mí me gusta mucho entrenar, me apasiona, sino tuviera esa ilusión sería honesto y no entrenaría. Da igual la categoría. El objetivo de este año es mantener la ilusión por el baloncesto en nuestro entorno, después del verano que hemos vivido, intentaremos que la gente disfrute y si es posible se siga ilusionando con su equipo.