La Euroliga ha presentado este jueves una nueva propuesta de calendario a la FIBA con el objetivo de poner cordura y acabar con el malentendido que se está produciendo en el baloncesto europeo. Sin ventanas y con los campeonatos en julio.

Es evidente que el baloncesto europeo vive un momento de incertidumbre. Porque nadie sabe exactamente qué terminará ocurriendo con las ventanas FIBA. Varios entrenadores de prestigio como Jasikevicius, Obradovic o Blatt se han mostrado en contra.

Es por ello que la Euroliga ha decidido presentar una propuesta de calendario distinta a la que actualmente plantea la FIBA, acabando con las dichosas ventanas e intentando beneficiar al jugador.

La idea coincide con la que hace unos días propulsó Svetislav Pesic, pidiendo que los torneos se jugaran en el mes de julio como ocurre con el fútbol.

¿Cómo quedaría compuesto entonces?

  • Agosto sería el mes de vacaciones.
  • En septiembre se realizarían las pretemporadas de clubes.
  • De octubre hasta mitad de junio, calendario de clubes.
  • De mitad de junio y todo julio: preparación + campeonatos.

La propuesta de la Euroliga se basa en los siguientes principios:

  1. Las Federaciones Nacionales necesitan a sus mejores jugadores para disputar los encuentros oficiales.
  2. Las selecciones necesitan jugar los partidos de calificación oficiales en casa.
  3. El calendario de selecciones debe ocupar cuatro semanas por temporada más dos de preparación.
  4. El calendario de clubes debe ocupar 38 semanas por temporada.
  5. Los jugadores profesionales necesitan al menos cuatro semanas de total descanso por temporada.