Las «torres gemelas» quieren el anillo

Rosters New Orleans Pelicans 2017/2018 | FOTO: Fullbasket

En New Orleans tienen una esencia más que clara: aprovechar su juego interior. Después de no haber entrado en PlayOff’s la pasada temporada, el equipo que dirige desde el banquillo Alvin Gentry encara esta campaña con la intención de volver a la postemporada, consiguiendo el mejor puesto posible para luchar hasta el final. Anthony Davis y DeMarcus Cousins han estado todo el verano trabajando su química, y pretenden que se note sobre el parqué, siendo una amenaza total para todos los equipos rivales.

A estos dos jugadores se tiene que sumar Jrue Holiday, que después de una dura temporada en el aspecto personal, vuelve con ilusiones renovadas -nunca mejor dicho- en una campaña en la que tendrá que luchar su puesto con un jugador que ya demostró tener química anteriormente con DeMarcus Cousins: Rajon Rondo. El que fuera base de los Bulls hasta hace poco se ha incorporado a un proyecto donde parece tener un encaje perfecto, aprovechando el mejor juego interior de la liga.

Por si fuera poco, también han conseguido la incorporación de Tony Allen, un escolta que brilla por su defensa y que puede aportar muchísimo desde el primer momento. Quién se ha ganado un puesto en la plantilla es Jordan Crawford, que después de una aventura lejos de la NBA volvió y demostró mantener un gran nivel. Otro escolta que se ha sumado al proyecto de los Pelicans es Ian Clark, que pretende aprovechar los espacios que le dejen las dos bestias con su juego exterior.

Rondo es probablemente la llegada más sonada de los Pelicans | FOTO: NBA.com

Sin embargo, como cualquier equipo, también tienen algunas desventajas que tendrán que solventar a lo largo de los partidos. El trabajo mal hecho anteriormente ha dejado algunos contratos totalmente desfavorables para los Pelicans, como son claro ejemplo los de Omer Asik (10 millones de dólares por temporada), Solomon Hill (12) o E’Twaun Moore (8), lo que es sinónimo de poco margen de maniobra en las agencias libres venideras si las cosas no salen como esperan.

El próximo verano, además de Rajon Rondo, Ian Clark y Jordan Crawford, también acaba contrato DeMarcus Cousins, que tendrá suculentas ofertas sobre la mesa que podrían hacerle salir de los Pelicans. El pívot se marchó traspasado de los Sacramento Kings durante el parón del All-Star, y aunque mostró felicidad por acabar en New Orleans, lo cierto es que en esta franquicia recibiría menos dinero que en otras, como sería el caso -según rumores a lo largo del tiempo- de Dallas Mavericks o Los Angeles Lakers.

Al trabajo mal hecho anteriormente, también se le debe sumar una clara falta de juego exterior, donde, a pesar de que las dos torres que tienen pueden tirar de tres, no tienen especialistas desde el banquillo. Una posición claramente mermada es la de alero, en la que este verano se ha marchado Quincy Pondexter, y únicamente cuentan con Dante Cunningham y Solomon Hill como posibles titulares.

Antes de que inicie la campaña quedan muchas preguntas alrededor de los Pelicans, un proyecto que, a pesar de conseguir a Cousins, no ha terminado de renovarse después de una mala temporada. Alvin Gentry deberá demostrar que merece el puesto de entrenador en la que, sin duda alguna, será su última oportunidad en el banquillo de New Orleans: si las cosas no salen bien, buscarán a un sustituto.

Si las cosas no terminan de salir bien, no sería de extrañar que, antes de febrero, iniciaran una remodelación completa. Anthony Davis está en su ‘prime’ y no tiene mucho tiempo de espera. Win or go home.

OBJETIVO DE LA TEMPORADA: Conseguir el mejor puesto posible en los PlayOff’s del Oeste, una conferencia muy dura, que no será nada fácil, pero cuentan con dos de los mejores interiores del campeonato.

JUGADOR ESTRELLA:

Anthony Davis. Si hablamos de ‘la ceja’ estamos hablando del mejor interior de la NBA, ya sea como ala-pívot o como pívot. A sus 24 años quiere comenzar a luchar por cosas serias, algo que todavía no ha conseguido. El estadounidense estará postulado por muchos premios, y si las cosas salen bien, seguramente estará en la terna por el MVP de la temporada regular.

Un jugador sin igual, que no tiene comparación alguna en el resto de la liga, y que quiere ganarlo todo.