Un proyecto que envejece

Plantilla San Antonio Spurs 2017/2018

Temporada complicada para el equipo de Gregg Popovich. Los Spurs siempre son un claro candidato al anillo, y nunca tenemos que olvidarnos de ellos, pero esta campaña se atisba muy difícil para conseguir el objetivo de cada año. A parte de tener una plantilla más envejecida, podemos decir que no ha sido una buena agencia libre para los de San Antonio, donde la firma más destacada ha sido la de Rudy Gay.

Mientras otras franquicias del Oeste se han reforzado mucho -y muy bien-, los Spurs se han quedado algo atrás en este aspecto. A los todopoderosos Warriors ahora hay que sumar a los Rockets de Harden y Paul, y a los Thunder de Westbrook, George y Anthony, por lo que el claro objetivo de esta temporada es el de obtener factor cancha en los PlayOff’s, algo que no será nada fácil.

Rudy Gay es el gran refuerzo de los Spurs para esta temporada | FOTO: NBA.com

Existen muchas dudas alrededor de estos Spurs. La plantilla es muy parecida a la de años anteriores, es decir, la calidad está garantizada, pero también es cierto que cada jugador ha sumado un año más, por lo que ha envejecido. Jugadores que tienen que ser importantes como Pau Gasol, Tony Parker o Manu Ginobili ya tienen 37, 35 y 40 años respectivamente, por lo que el físico tendrá que ser respetado también por las lesiones.

Otra duda a tener en cuenta es el rendimiento que pueda dar LaMarcus Aldridge. El ala-pívot cosechó una mala campaña el año pasado, e incluso surgieron rumores de posible traspaso, donde el estadounidense estuvo ligado con distintas franquicias a lo largo del verano. Finalmente, se ha quedado. Es un grandísimo jugador, pero lo cierto es que ha habido muchas dudas a su alrededor y los Spurs necesitarán de su mejor versión para luchar en el complejo Oeste.

Aunque, obviamente, en un equipo entrenado por Gregg Popovich no todo son dudas, y también hay cosas -muy- buenas. Una de ellas es el propio entrenador, uno de los mejores de la historia (por no decir el mejor) y un auténtico líder del vestuario. Con él, todo es posible. Puede sacar el mejor rendimiento de cualquier jugador, y si a eso le sumar tener toda una superestrella en la plantilla como Kawhi Leonard (acompañado por otros jugadores interesantes, como Danny Green), todo parece más factible.

Otro punto a favor es el banquillo, donde los Spurs tienen mucha profundidad. Este verano han llegado jugadores como Joffrey Lauvergne o Rudy Gay, por lo que tanto Pau como Kawhi tienen relevos de nivel. También continúa Patty Mills, que ha renovado (aunque parecía difícil), mientras que Davis Bertans, Kyle Anderson y Dejounte Murray estarán muy atentos para aprovechar la más mínima oportunidad que tengan. Aunque, a priori, los de San Antonio cuenten con nombres que no puedan resultar muy conocidos o incluso hayan tenido un mal rendimiento en anteriores temporadas, todos sabemos de lo que es capaz Gregg Popovich, que puede sacar todo el potencial disponible de prácticamente cualquier jugador.

Estos Spurs se mueven entre dudas y hechos. Un verano que no ha resultado demasiado bueno en cuanto a incorporaciones, pero se trata de una franquicia que, desde que está Popovich, siempre está en la pugna por el anillo, y este año no será diferente. Todo puede pasar con este equipo.

OBJETIVO DE LA TEMPORADA: Luchar lo máximo posible para tener factor cancha en unos complicados PlayOff’s del Oeste.

JUGADOR ESTRELLA:

Kawhi Leonard. El alero estadounidense es la principal cabeza visible del proyecto de Gregg Popovich en los Spurs. Su lesión en las finales del Oeste contra los Warriors impidió que lucharan por el anillo. Es uno de los mejores jugadores de toda la liga y un claro candidato al MVP.

Con Kawhi todo es posible, aunque no debe forzar su vuelta, puesto que se perderá toda la pretemporada por aquella dichosa lesión. A sus 26 años, sigue creciendo temporada a temporada. Menudo jugador.