Segunda derrota para Morabanc Andorra en Eurocup 2017 en su primera visita por Europa. Dura pista la que tenían que visitar para medirse a Fiat Turín. Conjunto que va de menos a más dentro de su disciplina y que cuenta con jugadores de mucha calidad. Con un 92-86  se estrenaron en envite causado por idas y venidas dentro de las dos entidades.

Los de Joan Peñarroya empezaron muy concentrados en un incierto comienzo para los italianos. Facilidades en las transiciones y falta de perseverancia rival en aquellos primeros minutos. Morabanc logró una ventaja de ocho puntos para certificar un primer cuarto que entraban en una faceta muy positiva. Su juego también era efectivo y acertando en ataque sin una clara dificultad en defensa conocieron la ventaja de 14 puntos.

A partir de entonces todo cambió. Los que vestían de amarillo sin disponer de todos los abonados en las gradas, pudieron sentir el apoyo de los suyos donde la calidad impuso a la cantidad. Subieron las líneas en defensas y las ofensas fueron más rápidas, Sasha Vujacic y el líder Lamar Patterson fueron los artífices de la remontada.

Los andorranos no consiguieron la fórmula exacta para poder frenar aquel juego que tanto les dañó. Con el 38-42 llegaron al descanso con las sensaciones muy opuestas tras un inicio solvente de los de Peñarroya. El juego de los italianos continuó disponiendo del mismo color.

Sin tener una clara idea, los turineses cada vez cogían más diferencias. Anotaban muy fácil y con la defensa adelantada no dejaban que Morabanc obtuviese líneas fáciles para anotar. Jaka Blazic fue el hombre que mostró más tesón en aquel transcurso del tercer cuarto sin que los compañeros gozasen de chispa.

33 puntos encajados y cayendo 71-60 en el penúltimo asalto dificultaba mucho la situación. El joven italiano, David Okeke fue un enorme dolor de cabeza en la defensa. Había que mejorar y poco a poco Andorra fue encontrando respuestas para poder ser eficaz en un difícil examen.

Se acercaron para situarse a 4 puntos. Dos triples consecutivos y poco a poco pudiendo frenar el juego de los italianos, pusieron en jaque a los hombres que no iban a dejar que la escena pudiera verse fallada tras una buena ejecución. Los hombres exteriores cómo Blazic y Jankovic fueron fundamentales para que por ratos también pudiera asomarse John Shurna.

Pese a verlo cerca, no se pudo cosechar el intento de volver a situarse por delante. Dentro de la zona, Trevor Mbakye fue sumando y haciéndose grande al igual que todo su equipo que se afianzaron hasta desesperar a un Joan Peñarroya que fue expulsado del recinto por dos técnicas.

Los últimos minutos cabalgaron de manera tranquila ya que la diferencia era considerable y era obra de milagro para que se resquebrajara. Con esta segunda derrota, Morabanc Andorra puede comenzar a complicarse la situación con la semana que viene viajando para enfrentarse a Cedevita Zagreb; otra salida muy dura.

Datos del partido: