Maratoniana noche en la NBA con hasta doce partidos entre los que destacan la exhibición de LeBron James, otro triple-doble de Ben Simmons y la séptima victoria seguida de Boston. Además, Porzingis manda en NY y los Lakers divierten.

Empezamos en Washington, donde LeBron James ha hecho historia -o mejor dicho, ha escrito otro brillante capítulo en su particular relato en la NBA-. Podemos hablar de epopeya, de gesta, de oda a un deporte que desde hace quince años sigue las andaduras de un jugador casi irrepetible. Por mil factores. Una evolución constante en su juego, un liderazgo inalterable, una eficacia intachable. Anoche, ante los Wizards, LeBron lideró a los Cavaliers a un trabajadísimo triunfo para romper la mala racha de resultados. 57 puntos con un extraordinario 23 de 34 en tiros de campo.

Solo dos jugadores en los últimos cincuenta años han sobrepasado la cifra de 50 puntos en un partido tras llevar quince años en la liga: LeBron y Kobe Bryant. Palabras mayores. Desde la temporada 83-84, sólo él y Westbrook han firmado partidos con más de 55 puntos, 10+ asistencias y7+ rebotes. Una noche que queda ya para el recuerdo en la que además supuso su undécimo partido con 50+ partidos, igualando a Allen Iverson como el sexto que más veces lo ha logrado en la historia de la liga.

El control del rebote y los 23 tiros libres anotados -por ocho de Milwaukee- le permitieron a los Pistons llevarse la victoria ante los Bucks de Antetokounmpo, que se quedó en 29 puntos y acusó el cansancio en los minutos finales. Detroit sigue congeniando como equipo, con un Drummond mejorando en varias facetas y un Bradley que es el termómetro de la franquicia por su impacto en ambos lados de la cancha. 

Viendo como llegaban ambos equipos, sorprende la victoria de Chicago ante Orlando… y con tanta claridad. Pero es que en la segunda mitad no hubo color. Hasta siete jugadores de los Bulls acabaron en dobles dígitos a nivel ofensivo, mientras que los de Florida acusaron el 28 por ciento en triples.

Exhibición de Kristaps Porzingis, que anotó 37 puntos y lideró la victoria de los Knicks en casa ante los jóvenes e imberbes Suns. El letón levantó al Madison con jugadas increíbles y demostró, una noche más, que a día de hoy no tiene techo.

Cómoda victoria de los Rockets en Atlanta -el peor equipo de la Conferencia Este, ocho derrotas seguidas- para seguir en la zona noble del Oeste.

El triple doble de Ben Simmons

‘No hemos visto eso en mucho tiempo. LeBron es lo más parecido a un base grande manejando la pelota. Magic era otro de esos jugadores. La liga realmente no ha visto un base grande de ese tipo en mucho tiempo’, decía McMillan, entrenador de los Pacers, en referencia a Ben Simmons horas antes de medirse a los Sixers -declaraciones recogidas por nbamaniacs.com-. Y el encuentro corroboró las palabras del ‘head coach’ de Indiana, que cayó ante la Philadelphia de Simmons. Cuarto triunfo seguido de los Sixers y triple-doble del base, el segundo de su carrera, igualando a Oscar Robertson -2º jugador de la historia en lograr 2 triples dobles en sus 9 primeros partidos-. Un animal.

La racha espantosa de los Mavericks continua. El cuadro de Dirk Nowitzki y cía volvió a pinchar anoche, esta vez 99-94 en casa contra los Pelicans, y ya van cinco derrotas seguidas. El récord es absolutamente desolador, 1-9. Y eso que Harrison Barnes, 26 puntos anoche, está empezando a carburar, y que Dennis Smith está siendo uno de los mejores rookies del inicio de liga como muestran sus 16 puntos y 4 asistencias de anoche. Por su parte, los Pelicans consiguieron una victoria muy necesaria y rompieron una racha de dos derrotas. Como ya viene siendo habitual Anthony Davis, 30 puntos y 13 rebotes, y DeMarcus Cousins, 20 puntos, 22 rebotes y 7 asistencias, volvieron a ser los grandes líderes de la franquicia de New Orleans, que estuvo arriba en el marcador toda la noche. Ahora mismo los Pelicans tienen un récord positivo.

Los Spurs llegaban al partido de anoche inmersos en una racha de cuatro derrotas seguidas, cosa rara para Popovich, y necesitaban ganar sí o sí para no caer en un récord negativo. Y lo hicieron 108-101 en casa contra los Hornets, que están pasando por un momento dulce. Esta vez la estrella de los Spurs no fue LaMarcus Aldridge, 14 puntos, si no el joven Bryn Forbes, que anotó 22 puntos en 22 minutos de juego saliendo des del banquillo. Los de Popovich se colocan con un récord de 5-4. Por otro lado, la derrota de los Hornets pusó fin a una racha de tres victorias seguidas. Jeremy Land, que está jugando al mejor nivel de su carrera, anotó 27 puntos y capturó 9 rebotes y volvió a ser el líder de Charlotte. Por su parte Dwight Howard, 20 puntos y 13 rebotes también realizó un partido más que notable.

Victoria más que ajustada de los Nuggets en casa contra los Heat. Los de Miami tuvieron el partido en la mano, a mediados del último cuarto tenían una ventaja de ocho puntos, pero en los último minutos los de Denver metieron una marcha más y se llevaron el partido gracias a un gran Paul Millsap, 27 puntos. El ala-pívot forzó, y anotó, tres tiros libres decisivos a falta de 12 segundos, lo que decantó la balanza a favor de los Nuggets, que tienen un récord de 5-4 y juegan contra los Warriors esta noche. Por su parte, Goran Dragic fue el mejor de los Heat con 23 puntos y 7 asistencias. Los Heat han empezado la temporada con un registro de tres victorias y cinco derrotas, algo que esperan mejorar ahora que han recuperado a Hassan Whiteside.

Cuando DeMar DeRozan, 37 puntos, se pone a trabajar es muy difícil ganar a estos Raptors. Los de Toronto, que estuvieron en un 53,5% de acierto en tiros de campo, estuvieron muy inspirados y dominaron el partido prácticamente durante toda la noche. Con esta victoria los Raptors se colocan con un registro de cinco victorias y tres derrotas. Los Jazz no andaron demasiado inspirados y terminaron una racha de tres victorias seguidas. Ricky Rubio firmó el peor partido de esta temporada con sólo 13 puntos y un 3-12 en tiros de campo. Además, tan sólo pudo repartir 3 asistencias. Sin Ricky al nivel de las últimas semanas, fue Donovan Mitchell quien tomó el mando con 25 puntos saliendo des del banquillo. Tras la derrota los Jazz tienen ahora un récord de cinco victorias y cuatro derrotas.

Nadie puede, de momento, con estos Celtics. Los de Boston se cargaron anoche a los Thunder por 101-94 y llevan ya siete victorias seguidas. Casi nada. Kyrie Irving, 25 puntos, y Al Horford, 20, fueron los grandes líderes de unos Celtics que remontaron 18 puntos en la segunda mitad y que no cerraron el partido hasta los últimos segundos. Los Thunder, que tienen un récord de 4-4, tuvieron un partido bastante espeso. Su Big Three se combinó para sólo 54 puntos y un 19-57 en tiros de campo. Paul George, con 25 puntos y 10 rebotes, fue claramente el mejor de los tres. Los de OKC están siendo más irregulares de lo que se pensaba, y ahora tienen que jugar tres partidos a domicilio, contra Blazers, Kings y Nuggets.

Partido más que cómodo para los Lakers de Luke Walton. El cuadro de Los Angeles dominó el partido de principio a fin, y estuvo liderado por Kyle Kuzma, 21 puntos y 13 rebotes en su primer partido como titular, y Brook Lopez, que firmó su mejor marca de la temporada con 34 puntos. Por su parte, Lonzo Ball, 6 puntos y 3-15 en tiros de campo, siguió con su racha de negativa. Desde que anotó 29 puntos en el segundo partido de la temporada sólo ha vuelto a los dobles dígitos en anotación en un partido, contra los Pistons el pasado martes. Por otro lado, Rondae Hollis-Jefferson, 20 puntos, y D’Angelo Russell, 17 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias, volvieron a ser los mejores jugadores de los Nets. Los de Brooklyn empezaron el año muy bien, pero desde que le ganaron a los Cavs la semana pasada llevan cuatro derrotas seguidas, y actualmente tienen un récord de tres victorias y seis derrotas.

Las mejores jugadas de la noche