Dolores de cabeza u honor. Termalgin en cantidades industriales para algunos clubes, orgullo para otros. Las Ventanas FIBA ya están aquí y, con ellas, comienza una competición con la que no todo el mundo está de acuerdo. La fase de clasificación para el Mundobasket de China que se va a celebrar durante el mes de septiembre de 2019 arrancará en dos semanas con un parón de todas las competiciones europeas ya sean nacionales u internacionales. Por esa razón, estos parones en medio de una polémica que tiene varios frentes abiertos y muchas dudas sobre la mesa.

No obstante, hay un torneo que se abstiene a parar y no es otro que la Euroleague. El ente que dirige Jordi Bertomeu no está de acuerdo con estas ventanas y, aunque en un primer acercamiento con la FIBA cedió para que la Eurocup sí hiciese un inciso competitivo y sus jugadores pudiesen ir con sus respectivas selecciones, eso no ha sido suficiente para Patrick Baumann, presidente de la FIBA. El mandatario alemán no se conforma y quiere prácticamente todas las partes del pastel a excepción de, por supuesto, una NBA que no va a detener el desarrollo de su liga una vez empezada.

Como en casi todo, la NBA está al margen. Por cuestiones deportivas, pero sobre todo, económicas, el comisionado Adam Silver no va a permitir que su competición pare para que sus jugadores sean reclamados por su países y, en ningún momento, se ha planteado ceder en esta cuestión; no va en la mentalidad de los americanos. Baumann contaba con ello, y no ha hecho un esfuerzo demasiado intenso para conseguir revertir la situación, algo que le ha llevado a focalizar sus intenciones en la Euroleague.

De esa manera, a pesar de que la mayoría de equipos de Euroleague han insistido en su negativa a las ventanas, las federaciones que han hecho públicas sus convocatorias para este primer parón no han dudado a la hora de reclamar a jugadores que compiten en la mejor competición de clubes de Europa. Salvo Lituania, que ha elaborado una lista sin contar con jugadores que disputen dicho torneo, Francia, España, Serbia, Eslovenia, Finlandia, Croacia o Turquía han hecho oídos sordos a las peticiones de los clubes de sus respectivos países y mantienen latente el pulso entre Euroleague y FIBA.

En ese sentido, hay jugadores, directores deportivos y entrenadores que no están de acuerdo con estos parones. Hombres como Gigi Datome, Marc GasolEvan Fornier bastante más explícito, Zeljko Obradovic, Ettore Messina o Alper Yimaz, General Manager de EFES, han expresado públicamente su descontento ante esta nueva hoja de ruta que ha tomado el baloncesto mundial. De hecho, los jugadores turcos del Fenerbahçe ya han anunciado que no acudirán a la llamada de su selección, mientras que los del propio EFES sí que lo harán sin problemas.

Además, existen otros clubes que no disputan la Euroleague que tampoco están de acuerdo con estas ventanas porque, encima, se ven afectados directamente. Ejemplo de ello es un Herbalife Gran Canaria que se ha convertido en uno de los mejores equipos de España y de Europa en los últimos tiempos. El cuadro grancanario, en boca de su director deportivo, Berdi Pérez, y su entrenador, Luis Casimiro, no quieren ni pensar en la posibilidad de perder hasta nueve jugadores en ese parón. Casimiro fue más radical: «Aquí no se puede discriminar según categorías. A los de la NBA no se convocan, los de Euroleague están en un veremos a ver y los de Eurocup tienen que ir porque no tienen competición», explicó en sala de prensa el manchego.

¿Cuál es la solución? Pues, de momento con algún recado lanzado por el propio Patrick Baumann, quien dejó claro que, aquellos clubes que se nieguen a ceder jugadores a sus respectivas selecciones podrían perjudicar a éstas últimas a la hora de participar en grandes torneos como el Mundobasket o los JJOO: «El riesgo de que España no esté en la Copa del Mundo de China 2019 ni en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 es muy grande», señaló en una entrevista a EFE. Esas declaraciones dejan patente que ni la FIBA ni la Euroleague dan su brazo a torcer y, hasta que no llegue el momento en que se concentren las selecciones, no se sabrá con certeza cómo se desarrollará todo.

Existen diferentes puntos de vista sobre el asunto. Los hay que defienden el sistema de ventanas y los hay que no quieren oír hablar de eso en plena temporada. La FIBA defiende que la expansión del baloncesto será mayor y que la ausencia de jugadores NBA ayudará al desarrollo de jugadores jóvenes. Mientras tanto, los clubes alegan que les cortan el ritmo competitivo en pleno transcurso de las competiciones y que, en caso de una lesión de gravedad, quién pagará el sueldo de ese jugador. La locura es tal que, cuando España se enfrente a Montenegro en Podgorica el próximo 24 de noviembre, se estarán jugando simultáneamente un Unicaja-CSKA y un Panathinaikos-Madrid.

En medio de ese agujero de negro de dudas está una Liga Endesa que, quiera o no quiera, se va a ver afectada por las Ventanas FIBA. En las listas preliminares expuestas por las federaciones hay un total de 87 jugadores que militan en clubes ACB, algo que habla a las claras del éxodo que habrá durante el parón.

Esta es la lista completa* de jugadores ACB convocados por sus selecciones**:

Real Madrid: Rudy Fernández, Luka Doncic, Anthony Randolph, Fabien Causeur, Dino Radoncic, Jeffery Taylor.

FC Barcelona: Petteri Koponen, Adrien Moerman, Thomas Heurtel, Kevin Seraphin, Víctor Claver, Pierre Oriola, Pau Ribas y Rodion Kurucs.

Baskonia: Vincent Poirier, Ilimane Diop, Janis Timma, Marcelinho Huertas y Jayson Granger.

Valencia Basket: Bojan Dubljevic, Antoine Diot, Alberto Abalde, Fernando San Emeterio, Guillem Vives, Damjan Rudez, Sam Van Rossom, Tryggvi Hlinason y Tibor Pleiss.

Unicaja de Málaga: Sasu Salin, Nemanja Nedovic, Dragan Milosavljevic, Dejan Musli, Alberto Díaz, Mo Soulade y Adam Waczynski.

Herbalife Gran Canaria: Pablo Aguilar, Xavi Rabaseda, Oriol Paulí, Albert Oliver, Marcus Eriksson, Anzejs Pasecniks, Gal Mekel y Eulis Báez.

Iberostar Tenerife: Javier Beirán, Fran Vázquez y Mateusz Ponitka,

Montakit Fuenlabrada: Luka Rupnik, Blagota Sekulic, Rolands Smits y Gabriel Olaseni.

RETAbet Bilbao Basket: Dejan Todorovic, Axel Hervelle, Jonathan Tabu, Lucio Redivo y Ricardo Fischer.

Monbus Obradoiro: Nemanja Radovic, Nacho Llovet, Eimantas Bendzius, Artem Pustovyi y Martin Laksas.

Real Betis Energía Plus: Luke Nelson.

San Pablo Burgos: Sebas Saiz, Javier Vega, Deividas Gailius, Tadas Sedekerskis y Thomas Schreiner.

Divina Seguros Joventut: Sergi Vidal, Saulius Kulvietis, Tomasz Gielo y Simon Birgander.

Morabanc Andorra: Jaka Blazic, Andrew Albicy, Jaime Fernández y Przemek Karnowski.

Movistar Estudiantes: Ludde Hakanson, Víctor Arteaga y Dagoberto Peña.

UCAM Murcia: Charlon Kloof, Kevin Tumba, Ovie Soko, Marcos Delia, Sadiel Rojas y Vitor Benite.

Delteco GBC: Henk Norel y Dan Clarck.

Tecnyconta Zaragoza: Nicolas de Jong y Janis Blums.

Lo que está claro es que nadie se pone de acuerdo con esta nuevo panorama. En esta guerra que mantienen clubes, competiciones y FIBA puede ocasionar daños a todas las partes, aunque lo más perjudicados, al final, sean los propios jugadores y los equipos que les pagan. Con un calendario ya de por sí sobrecargado, introducir unos parones en plena temporada no parece lo más lógico, más si cabe si existen amenazas sobre la mesa de expulsar combinados de los torneos si no los clubes no ceden a sus jugadores.

El puso continúa aunque, es evidente, que estas Ventanas FIBA sin jugadores NBA ni Euroleague queda ya de por sí devaluada. Habrá que esperar movimientos tanto de unos como de otros porque, en este conflicto bélico, quedan unas cuantas batallas.


*En la primera revisión no se han encontrado las convocatorias de selecciones africanas con representación ACB. Además, tampoco se han encontrado las de Georgia, Hungría, República Checa, Bosnia, México, Venezuela, Canadá y EEUU, que también tienen representación en la competición española. 

**Fuente de los jugadores seleccionados: Páginas oficiales de las Ventanas FIBA y páginas webs de las federaciones nacionales de baloncesto.