Apasionante madrugada en la NBA con hasta diez partidos entre los que destacan la victoria de los Sixers -quinta seguida-, un tándem que destaca por encima de todos -Davis y Cousins-, unos Thunder que siguen sin ganar a equipos del Oeste y un notable Pau Gasol. 

Empezamos con los Sixers, que empiezan a dejar de ser un ‘proyecto’ para convertirse en ‘realidad’. Quinta victoria seguida, asaltando la siempre complicada pista de los Jazz, que en los últimos partidos no están encontrando el equilibrio defensivo. Philadelphia no ganaba en Utah desde hacía doce años y lo hizo esta noche sin Joel Embiid, pero con un estelar Dario Saric 25+10 y un inspirado Redick -el tercer periodo ha sido canela fina-. Además, Ben Simmons se ha queado nuevamente a las puertas del triple-doble, terminando con un 16+13+6.

Gran victoria de los Spurs en casa ante los Clippers en un choque realmente competido e intenso. Con Aldridge como referencia ofensiva de los texanos una noche más, destacamos la actuación de Pau Gasol, exquisito en materia ofensiva. El español se fue a los 19 puntos (8/9 TC, 3/4 3P), 8 rebotes y 6 asistencias. Evidentemente no es el jugador de hace años, pero su inteligencia táctica es clave para los de Popovich. Si además aumenta sus porcentajes, se convierte en una pieza imprescindible.

Toca hablar de la exhibición de Nikola Jokic en casa ante los Nets. Zeller soñará, probablemente, con el pívot serbio varias noches. Porque el recital de esta madrugada fue para guardar. Más allá de los 41 puntos, Jokic acabó con doce rebotes, repartió cinco asistencias, recuperó dos balones y colocó dos tapones. Desde Melo nadie hacía una actuación así en Colorado. Triunfo claro de Denver.

Venimos hablando en los últimos resúmenes de la importancia que tiene Tyreke Evans en los Grizzlies. Anoche, otra vez clave. El base se fue hasta los 21 puntos y cinco asistencias saliendo desde el banquillo para liderar el triunfo de Memphis ante Portland, rival directo a priorio en la lucha por Playoffs. Marc Gasol estuvo correcto: 16 puntos (5 de 14 tiros de campo), cinco rebotes, cuatro asistencias y 4 tapones..

Tres victorias consecutivas, cinco de siete fuera de casa… Estos Pelicans empiezan a carburar -y todo falta por sumarse a la fiesta Rajon Rondo-. Claro que todo parece más fácil con la pareja Anthony Davis – DeMarcus Cousins, cada vez más coordinados. Letales para las defensas, que no terminan de encontrar el balance para frenar su impacto. Anoche, los Pacers, fueron devastados por ambos ‘interiores’ -entre comillas porque Cousins ejerce a menudo de ‘playmaker’-. La mejor manera de definir su impacto: 69 puntos (8 triples), 27 rebotes y 10 asistencias entre ambos. 

Podemos hablar de pequeña crisis en Oklahoma, que suma ya seis derrotas en diez partidos y solo está por delante de Kings y Mavericks. Precisamente contra los californianos cayó esta madrugada, anotando solo 86 puntos y evidenciando que el proyecto necesita de más semanas. Un dato demoledor: los Thunder están 0-5 ante equipos del Oeste.

Uno de los platos fuertes de la noche era el CavaliersBucks que medía las fuerzas de LeBron James y Giannis Antetokounmpo. Ganaron los de Ohio con 30 puntos y 9 asistencias del ’23’, brillante en algunas fases del partido, genialmente secundado por un Love que recordó al de viejos tiempos en Minnesota (32+16). Importante también la aportación de JR Smith con 20 puntos. Los 40 puntos de Antetokounmpo, nuevamente monstruoso, no tuvieron recompensa.

Triunfo de los Knicks, el sexto en los últimos siete partidos, y con remontada incluida. Porzingis anotó 28 puntos en 28 minutos.

Resumen global de la noche

TOP 10 jugadas de la noche