El Iberostar Tenerife tumbó este miércoles noche al ELAN Chalon (61-73), vigente campeón francés, en un partido muy serio de los aurinegros, que mejoraron prestaciones con respecto a su derrota del domingo en Zaragoza, y repartieron virtudes en un triunfo coral (hasta cinco jugadores en dobles dígitos de valoración y 24 asistencias del bloque) y cimentado en una gran defensa.

El grupo de Nenad Markovic encadena así su quinta alegría consecutiva en la Basketball Champions League, tercera a domicilio, y se aferra a lo más alto del Grupo B.

Salió muy centrado el conjunto insular, que agarró de inicio el ritmo del partido y dio el primer aviso a navegantes con dos triples consecutivos de Nico Richotti (1-6), que cumplía hoy precisamente su partido oficial número 250 con la camiseta aurinegra. Los balones interiores a Mike Tobey, la determinación del propio Nico, y el buen hacer de Tim Abromaitis prolongaron la buena puesta en escena de los canaristas (8-16, 10-20).

Reaccionaron entonces los anfitriones, que llegaron incluso a darle la vuelta al tanteo y a ponerse por delante (23-22), pero lejos de dejarse intimidar, el Canarias recuperó el mandó desde la defensa. Un nuevo triple de Abromaitis, el acierto en la dirección de Pedro Llompart y la fortaleza del bloque, incluso cuando Tobey tenía que marcharse al banquillo por su tercera falta en el minuto 15, permitían a los aurinegros irse al descanso ocho arriba (25-33) tras dejar a los franceses en solo siete puntos en todo el segundo cuarto.

Fue tras la pausa cuando el cuadro de Markovic encarriló ya del todo la victoria con minutos muy meritorios. Defendió duro atrás el conjunto insular hasta desquiciar al Chalon, perdido por momentos, y aprovechó además para enhebrar varios contraataques. La irrupción de Ponitka, Tim y un par de triples de San Miguel y Llompart dispararon la ventaja aurinegra hasta los 18 puntos (40-58, 30′).

Lo intentó el Chalon, ya casi a la desesperada, con Boukichou, Farr y Rozenfeld, de abanderados, pero no se dejó sorprender ya el Iberostar Tenerife, que incluso contestó a los amagos de reacción local (50-63), con nuevos arreones, gracias a un triple de Beirán o a varias buenas acciones de Rosco Allen. De ahí al final, maquilló un poco el resultado el equipo francés, triple incluido sobre la bocina, hasta el 61-73 definitivo.

ESTADÍSTICAS