Parece que fuera ayer, pero ya llevamos ocho semanas de NBA, lo que significa que el primer tramo de la temporada está a punto de llegar a su fin. Los grandes favoritos  como Celtics, Cavs, Rockets y Warriors siguen caminando con paso firme. Por otro lado, en el Oeste también se empieza a notar la presencia de los Spurs, que siguen sumando victorias con un Ginóbili rejuvenecido y sin hacer ruido. Además, estamos viendo como los duros Pistons se están empezando a descolgar, y también como la era dorada de los Grizzlies con Marc Gasol y Mike Conley podría llegar pronto a su fin.

Lo bueno

-Los Pacers cortan la racha de los Cavs: Antes de comenzar la temporada pocos equipos levantaban unas expectativas que los Pacers. Y de momento esas expectativas se han equivocado totalmente. Los de Indiana, que están pasando por un momento dulce, han vivido una fantástica semana. Cuatro partidos y cuatro victorias en los últimos siete días. De todas ellas destaca especialmente la que lograron el viernes contra los Cavaliers por 106-102, que sirvió para romper la racha de 13 victorias de los de Cleveland.  Los Pacers estuvieron, como viene siendo habitual, liderados por un gran Victor Oladipo, que anotó 33 puntos y un triple decisivo que sentenció el partido a falta de un minuto en el último cuarto. Además, cerraron la semana con otra gran victoria contra los Nuggets por 126-116 con prórroga incluida y 47 puntos de Oladipo, su mejor marca personal. Los de Indiana llevan cuatro victorias seguidas y tienen un récord de 15-11. Próximamente tienen que jugar contra los Thunder de Paul George, los Pistons y los Nets.

-Los 51 puntos de Bradley Beal: Pese a lo que indica su récord de 14-11 no está siendo, de momento, un gran año para los Wizards, que se esperaba que dieran un paso adelante para ponerse al nivel de los Celtics y los Cavs. Con John Wall fuera de combate dos semanas se esperaba que Bradley Beal diera un paso adelante para mantener al equipo a flote. Y lo cierto es que no ha decepcionado a nadie. El pasado martes Beal le clavó 51 puntos a los Blazers, que tienen el tercer mejor Defensive Rating de la NBA (100.8), y firmó el mejor partido de su carrera. Y lo mejor de todo es que los Wizards también se llevaron la victoria 106-92. La actuación de Beal es, además, la tercera de más de 50 puntos en lo que llevamos de temporada, después de las de LeBron James (57 puntos contra los Wizards el 3 de noviembre) y James Harden (56 contra los Jazz dos días después).

¿De verdad que Manu Ginóbili tiene 40 años? Hasta dónde todos sabemos Manu Ginóbili tiene 40 años. Sin embargo, viendo lo que hizo el viernes por la noche contra los Celtics no lo parece para nada. Manu anotó un grandísimo triple a falta de cinco segundos para el final, que fue decisivo para que los Spurs se llevaran el partido por 105-102. Los de Popovich están pasando por un momento dulce y esta semana han ganado los cuatro partidos que han jugado, contra Pistons, Heat, Celtics y Suns. En total han ganado siete de sus últimos nueve partidos. Y lo mejor de todo, es que mañana por la noche Kawhi Leonard va a volver a jugar. Los Spurs siguen jugando sin hacer ruido, y justamente por eso son uno de los equipos más peligrosos de la NBA.

Lo feo

-Sigue el drama en Memphis: Los Grizzlies siguen en la UCI. Esa es la principal lección que se puede sacar después de ver su semana. Y eso que empezó con una gran victoria contra los Wolves por 95-92, que sirvió para romper una racha de 11 derrotas seguidas. Después de eso, han perdido los otros tres partidos de esta semana, contra los Knicks (88-99), los Raptors (116-107) y los Thunder (102-101). La que sufrieron contra OKC fue especialmente dolorosa. Tyreke Evans en el último cuarto y Jamychal Green en la prórroga tuvieron la oportunidad de darle el liderato a los Grizzlies a falta de pocos segundos, pero su falta de acierto en los tiros libres acabó por hundir más aún a su equipo.  La sensación es que el despido de David Fizdale no ha servido para darle la vuelta a la crisis del equipo, y que con cada derrota la era de Marc Gasol y Mike Conley en Memphis está más cerca de acabarse.

-Crisis en Detroit: Hasta el pasado día 2 los Pistons eran uno de los equipos más en forma de la Conferencia Este, y también de la NBA, gracias a un buen récord de 14-8. Pero eso era hasta el día dos de diciembre. Esta semana han perdido los cuatro partidos que han jugado (contra Spurs, Bucks, Warriors y Celtics) y ya llevan seis derrotas seguidas. El ataque ha perdido algo de brillantez últimamente y el equipo se está resintiendo por ello. Un buen ejemplo de esto es el caso de Avery Bradley. En los últimos seis partidos tan sólo ha anotado 28 de los 79 tiros que ha lanzado. El calendario de los Pistons de los próximos días les llevará a jugar contra Nuggets, Hawks y Pacers (en un back to back a domicilio) y Magic. Si no consiguen romper su racha negativa podrían perder el tren para estar en el top 4 de la conferencia.

-El bajón de los Sixers: No ha sido una semana demasiado positiva para los Sixers. Empezaron la semana con una dolorosa derrota en casa contra los Lakers por 104-101, y con un triple ganador de Brandon Ingram a falta de pocos segundos. Y para rematar la semana encajaron dos derrotas más en un back to back en Cleveland (98-105) y Nueva Orleans (124-131). Embiid se está perdiendo los últimos partidos por molestias en la espalda y el equipo, a pesar del enorme nivel de Ben Simmons, se ha resentido. Además, también se ha confirmado que Markelle Fultz va a estar, por lo menos, otras tres semanas de baja. Los Sixers sólo han ganado dos de los últimos ocho partidos, y llevan cuatro derrotas seguidas.

Lo malo

-Steve Clifford, baja por tiempo indefinido: Las cosas van de mal en peor para los Hornets. Por si no tuvieran bastante con su crisis de resultados, ahora se ha confirmado que Steve Clifford, el entrenador jefe, va estar alejado de los banquillos por tiempo indefinido debido a problemas de salud. Hace cuatro años experimentó problemas cardíacos, y el principal temor en Charlotte es que puedan volver a repetirse, y más aún en una profesión tan estresante como la de entrenador de la NBA. Los Hornets han perdido siete de los últimos ocho partidos, y la pérdida de Clifford podría hundir aún más al equipo

Curry, Booker y Hardaway fuera de combate algunas semanas: Esta semana también nos han dejado algunas lesiones menores en la NBA. Stephen Curry va perderse varios partidos por un esguince en el tobillo derecho. Devin Booker va a estar entre dos y tres semanas de baja por una lesión en el abductor de su pierna izquierda, y por último Tim Hardaway también va a perderse unas dos semanas de competición por problemas en la pantorrilla izquierda.

Cómo siempre, esta semana nos ha dejado momentos espectaculares, y nos abre otros interrogantes igual de interesantes. ¿Podrán los Pistons revertir su mal momento de forma? ¿Lograrán los Pacers mantener su gran nivel? ¿Conseguirán los Spurs cazar a los Rockets y los Warriors con Kawhi Leonard de vuelta? Lo veremos en próximas semanas.