Y así, colorín colorado el año 2017 y la primera fase de la temporada 17/18 de la NBA han llegado a su fin. Ahora, hasta el All-Star, vamos a vivir la segunda fase de la campaña. De momento, esta semana algunos equipos grandes han tenido más problemas de los previsto, y otros que parecían condenados al tanking han demostrado que no están tan muertos como parecía.

Lo bueno

-La épica remontada de los Celtics: Las últimas semanas no han sido fáciles para los Celtics. El cuadro de Brad Stevens ha sufrido algunas derrotas inesperadas y la sensación es que la magia de las primeras semanas se había disolviendo un poco. Por eso mismo, los Celtics necesitaban una nueva victoria épica para subir los ánimos. Y contra los Rockets (98-99) la consiguieron. Los de Boston fueron perdiendo hasta de 26 puntos en el segundo cuarto, y consiguieron remontar una desventaja de 25 en la segunda mitad. Marcus Smart desquició  por completo a James Harden en la segunda mitad, en la que sólo metió tres tiros de los 19 que lanzó, y que además tuvo cinco pérdidas de balón. En los último segundos consiguió sacarle dos faltas ofensivas a la estrella de los Rockets, que fueron decisivas para que los Celtics tuvieran la posesión y le dieran la vuelta al partido. Los de Boston siguen mandando con claridad en el Este con un récord de 30-10, y en los próximos días tienen que jugar contra Cavaliers, y contra Wolves y Nets en un back to back.

-¿Signos de vida en Dallas? En estos primeros meses de NBA las cosas no han ido nada bien para los Mavericks, que hasta la pasada nochebuena tenían un récord de 9-25. Sin embargo, viendo lo que hemos visto esta semana igual podríamos decir que el equipo de Nowitzki y compañía está empezando a salir de la UCI. Cuatro partidos han jugado y cuatro triunfos han llegado, y no contra malos rivales precísamente. En este racha los Mavericks han derrotado a los Raptors (93-98) y a los Pacers (98-94) en un back to back, y después a los Pelicans (128-120) y los Thunder (116-113) a domicilio. El novato Dennis Smith, que el en el partido contra los Pelicans firmó su primer triple-doble, ha empezado a echarse el equipo a la espalda, algo muy positivo teniendo en cuenta que tiene que ser el próximo líder de la franquicia junto a Harrison Barnes.

-Los Sixers rompen su mal momento: Otro de los equipos que necesitaban romper de cualquier manera su mala racha son los Sixers. Como dijimos la semana pasada, la franquicia de Philadelphia estaba metida en una dinámica muy negativa, que ha conseguido romper esta semana. Los Sixers derrotaron a los Knicks (105-98) en el Madison el día de Navidad, y si bien es cierto que perdieron tres días después en Portland (110-114), consiguieron superar el back to back contra Nuggets (107-102) y Suns (123-110) con dos victorias. Ahora los Sixers van a tener varios días de descanso, hasta que jueguen en casa contra los Spurs, el día 3, y los Pistons, el día 5.

-Se ve luz en Chicago: Como en el caso de los Mavericks, el inicio de temporada de los Bulls ha sido de todo menos bueno. Sin embargo, el regreso Nikola Mirotic le ha dado un aire completamente distinto a los Bulls. Desde su regreso los Bulls tienen un récord de 10 victorias y 3 derrotas. Esta semana han vuelto a lograr victorias muy importantes contra Bucks (115-106), Knicks (87-92) y Pacers (107-119). Los jóvenes como Markkanen y Kris Dunn se están echando el equipo a la espalda, lo que representa un hilo de luz muy esperanzador para futuro de la franquicia. Y lo mejor de todo es que se ha confirmado que Zach Lavine está muy cerca de volver.

Lo feo

-El batacazo de los Pacers: En el último mes los Pacers se han consolidado como uno de los equipos más en forma de toda la Conferencia Este de la NBA. Sin embargo, han cerrado el 2017 de la peor manera posible. En los últimos siete días los de Indiana han perdido los cuatro partidos que han jugado (contra Pistons y Mavericks en un back to back, y después contra Bulls y Timberwolves). Además, Victor Oladipo se ha perdido los últimos tres partidos a causa de algunas molestias en su rodilla derecha, y el ataque se ha resentido. Tras estas derrotas los Pacers tienen un récord de 19-18 y han caído la octava plaza de la conferencia. Con unos Wizards y unos Pistons que están pasando por una buena racha no es un buen momento para acumular derrotas.

-La gira de los Cavs en el Oeste: Los últimos días los Cavaliers han hecho de una dura gira de partidos por la costa Oeste. Y no ha ido nada bien para el equipo de LeBron y compañía. Los Cavs empezaron la gira perdiendo contra los Warriors el día de Navidad (92-99), y sumaron dos derrotas más contra los Kings (95-109) y los Jazz (101-104). El ataque de los Cavaliers se ha apagado un poco en los últimos partidos, en parte a causa de que sus tiradores (J.R Smith y Korver) han perdido algo de acierto y de que LeBron parece algo más humano últimamente. La buena noticia es que Isaiah Thomas podría volver a jugar esta misma semana. Los Cavs tienen un récord de 24-12 y ocupan la tercera posición del Este.

Houston, ¿Tenemos un problema?: Otro de los equipos que ha tenido una semana precísamente buena son los Rockets. En los últimos siete días los Rockets han sumado tres derrotas en cuatro partidos: contra Thunder (107-112) el día de Navidad, contra Celtics (98-99) y contra Wizards (103-121). La victoria contra los Lakers por 142-148, que ha roto una racha de cinco derrotas seguidas, ha sido uno de los pocos apuntes positivos de esta semana para el equipo de Mike D’Antoni. Estas derrotas han coincidido con los problemas físicos de Chris Paul, que se perdió los partidos contra OKC y Boston. La defensa, que había funcionado muy bien durante las últimas semanas, ha vuelto a dar un paso atrás y eso debe suponer un toque de atención para los Rockets. Ahora mismo tienen un récord de 26-9, están a tres triunfos de los Warriors y ya tienen a los Spurs a solo una victoria de distancia.

Lo malo 

Los errores arbitrales: Afortunadamente en la NBA no se suele hablar sobre el arbitraje. Sin embargo, y pese a que la misma NBA dota de tecnología de primer nivel a los árbitros, esta semana hemos visto errores claros y alguna decisión polémica. El lunes, en el Cavaliers-Warriors, optaron por no pitar falta en el tapón de KD a LeBron en los últimos segundos de partido. En el partido entre Thunder y Bucks no vieron como Antetokounmpo pisaba la línea de fondo antes de anotar la canasta ganadora. Además, las mencionadas faltas ofensivas de Harden contra los Celtics no estuvieron exentas de polémica. Todo esto ha abierto un nuevo debate en la NBA. ¿Deberían los árbitros tener el poder de revisar y revertir cualquier decisión (incluídas las faltas) que tomen?

-Reggie Jackson, entre seis y ocho semanas de baja: Las lesiones siguen creando problemas en Detroit. A la baja de Avery Bradley por una lesión muscular, de la que aún no se sabe cuando estará recuperado, se ha sumado la del base Reggie Jackson. Jackson va a estar entre seis y ocho semanas de baja por una lesión en su tobillo derecho. El base había sido hasta ahora una parte muy importante del éxito de los Pistons, que no está claro si van a poder mantener el buen ritmo sin su backcourt titular.