Divertida madrugada en la NBA con hasta ocho partidos entre los que destacan la paliza de Minnesota ante los Cavaliers y las exhibiciones anotadoras de Curry, Aldridge, DeRozan y más.

Empezamos por el que ha sido, sin duda, la gran sorpresa de la madrugada. Minnesota aplastó a los Cavaliers en una noche aciaga para los de Ohio -llegaron a ir perdiendo por cuarenta-. Porcentajes horribles, defensa blanda y enfrente un equipo que cada vez va a más y se consolida en la zona alta del Oeste. Isaiah Thomas acabó expulsado por un manotazo a Wiggins y Lebron firmó un -39, lo que supone su peor registro en toda su carrera. La antítesis fue Jimmy Butler, que le defendió a la marvilla y acabó con 21 puntos, 8 rebotes, 9 asistencias y 3 robos. Es el alma de estos jóvenes Wolves, que parecen haber encontrado el camino adecuado.

Cuando los Rockets empiezan a enchufar desde la línea de tres es muy difícil pararles. Eso fue lo que pasó anoche ante los Bulls, que desistieron cuando la renta texana superaba los veinte puntos. Sin Harden, Chris Paul y Eric Gordon fueron los mejores [24 puntos y 9 asistencias cada uno), Ariza estuvo inspirado desde más allá del arco y Gerald Green sigue en un buen momento [22 puntos]. Sin Mirotic, el más destacado en Chicago fue Markkanen: 19+8+5.

Nueva victoria de los Warriors y otra exhibición de Stephen Curry, que sigue en estado de gracia desde que volvió de su lesión en el tobillo. Anoche, ante Denver, 32 puntos -cinco triples incluidos-, cuatro rebotes y nueve asistencias. Los de Oakland tuvieron que trabajar en defensa, porque Jokic [22+12+11] estaba dispuesto a dar la campanada. Pero Thompson, desde la línea de tres, y un Green que acabó con 22 puntos, diez asistencias y cinco rebotes evitaron la sorpresa. Partido 1000 de West en la NBA, y nuevamente productivo desde el banquillo.

Otra victoria de los Spurs, esta vez ante los Kings, y con remontada incluida. Hasta  13 puntos tuvieron que remontar los texanos en una segunda mitad sensacional de LaMarcus Aldridge, autor de 31 puntos y 12 rebotes, que tuvo la inconmensurable ayuda de Bertans, 28 -seis triples-. Pese a las bajas de Ginóbili y Leonard, los de Popovich siguen la estela de Warriors y Rockets.

Los Raptors necesitaron de una prórroga para superar a los Nets, un equipo sin complejos y que sale a la pista con carácter. Buena muestra de ello es cómo forzaron el tiempo extra, remontando diez puntos en el último cuarto a unos canadienses que se relajaron innecesariamente. Pero en la OT no defraudó DeRozan, que selló el partido con un triple a falta de 26.1 segundos y terminó con 35 puntos. La exhibición de Dinwiddie [30], sin premio.

Ante el peor equipo de la NBA y con muchas bajas… los Clippers suman siete victorias en los últimos diez partidos y ya están a dos de la octava plaza. La clave en esta reacción angelina está siendo Lou Williams, que anoche se fue hasta los 34 puntos como titular.

Además…

  • Victoria de los Pacers sobre Milwaukee en un partido que prácticamente se quedó sin historia tras el excelso primer periodo de los de Indiana [36-17]. Siete jugadores en dobles dígitos de anotación, destacando el 17+10 de Sabonis.
  • Los Pelicans siguen octavos en el Oeste tras superar a Detroit con un 30+10 de Anthony Davis.