LeBron James y Stephen Curry fueron los preferidos de los aficionados en la segunda entrega de votaciones para el All-Star Game y serían los capitanes del partido. Antetokounmpo y Durant, relegados al segundo puesto. Ginóbili está cerca de Klay Thompson… pero llegar a Harden resulta complicado. Ben Simmons, tercero en los guards del Este.

Recordatorio

Los líderes de la votación este año serán importantes al convertirse en los capitanes que tendrán que elegir a los cinco titulares (2 guards y 3 frontcourt) y reservas de sus respectivos equipos con los que hayan sido más votados y los que seleccionen los entrenadores, respectivamente.

El nuevo sistema de votación está compuesto por el computo global del 50% que den los aficionados, el 25% de los propios jugadores y otro 25% de una retahíla de periodistas que cubren la información diaria de la NBA.

Los entrenadores de los equipos de cada conferencia serán los encargados de elegir a los 14 reservas (7 por equipo) y con las listas definidas los dos capitanes se encargarán de formar a sus respectivos equipos mediante un sorteo (pudiendo mezclar jugadores del Este con el Oeste).