En la NBA existe la regla no escrita de que nunca se debe dar a un equipo por muerto. Sin duda el rendimiento de los Heat, que llevan siete victorias seguidas, y de los Clippers, que se han metido de lleno en la pelea de Playoffs son muy buenos ejemplos de ello. Eso y mucha más es lo que nos ha dejado la semana 13 de la NBA.

Lo bueno

-Los Heat, en racha: Si el primer día de esta temporada NBA nos hubieran dicho que los Heat iban a ocupar la cuarta posición del Este en pleno mes de enero no nos lo hubiéramos creído. Sin embargo, eso está ocurriendo y ya es una de las grandes historias de este año. Miami ha vuelto a hacer un pleno de victorias esta semana: contra los Raptors (90-89) y los Pacers (114-106) en un back to back a domicilio y contra los Bucks para cerrar la semana. Y ya van siete victorias seguidas. Spoelstra ha conseguido crear un bloque muy sólido en ambos lados de la cancha, y ha presentado su candidatura al premio de Entrenador del Año. Con Dragic, Whiteside y compañía a este nivel los Heat son el equipo revelación del Este.

-Los Wolves empiezan a dar miedo: Han tardado un poco más de lo previsto, pero los Timberwolves ya están empezando a inspirar el miedo y respeto que muchos esperaban que iban a dar. Han ganado 12 de los últimos 15 partidos, y esta semana han vuelto a sumar otras cuatro victorias, y no contra rivales cualquiera. Los Wolves empezaron la semana con una paliza contra los Cavs (99-127), y luego derrotaron también a los Thunder (88-104), los Knicks (108-118) y los Blazers (103-120). La defensa, un punto débil en las primeras semanas, está mejorando partido tras partido, así como la química entre Butler, Wiggins y Towns. Minnesota tiene un récord de 29 victorias, las mismas que los Spurs y sólo una menos que los Rockets, y 16 derrotas.

-Los Clippers, contra viento y marea: Los Clippers no se rinden. El cuadro de Doc Rivers sigue luchando contra viento y marea, y esta semana han sumado cuatro victorias que les permiten meterse de lleno en la batalla de los Playoffs con un récord de 21-21. Los Clippers empezaron la semana derrotando a los Hawks (107-108) y sobrevivieron a un back to back fuera de casa contra los Warriors (125-106) y los Kings (121-115), a los que también derrotaron dos días después en casa (105-126). Y todo ello, con un Lou Williams anotando como nunca antes, y un Blake Griffin a un nivel muy alto. De hecho, los 50 puntos que sweet Lou le metió a los Warriors es la marca más alta de su carrera. ¿Les valdrá todo eso para entrar en Playoffs?

-Los Lakers superan la marejada: Las últimas tres semanas han sido una auténtica tormenta para los Lakers, que llegaron a acumular una racha de nueve derrotas seguidas. Sin embargo, viendo los buenos resultados de esta semana parece que la tormenta se está empezando a alejar. Los Lakers han sumado tres grandes victorias contra los Kings (86-99), los Spurs (81-93) y los Mavericks (107-101). Por el momento, llevan una racha de cuatro triunfos seguidos. Eso, sí, las victorias no parece que hayan borrado los problemas del equipo de Luke Walton. De hecho, se especula que Julius Randle o Jordan Clarkson podrían salir traspasados en las próximas semanas.

Lo feo 

-Se encienden las alarmas en Cleveland: En las últimas semanas los Cavaliers están siendo la prueba de viviente de que en la NBA los problemas casi nunca desaparecen del todo. Después de un magnífico mes de noviembre, los últimos partidos han vuelto a sacar a la luz todos los problemas de las primeras semanas de liga, como una defensa que hace aguas. Y es que los Cavs sólo han ganado dos de los últimos nueve partidos. Esta semana han sumado dos derrotas durísimas contra los Timberwolves (99-127) y contra los Raptors (99-133), y otra más contra los Pacers (95-97) al día siguiente. Ahora mismo el cuadro de Tyronn Lue tiene un récord de 26-16, lo que sólo supone una victoria más que los Wizards y los Heat. Y esta noche reciben a los Warriors.

-La crisis de los Knicks continúa: Pese al regreso de Tim Hardaway el pasado viernes los problemas de los Knicks siguen muy vivos. Esta semana otras tres derrotas más, contra los Bulls (122-119), los Timberwolves (108-118) y los Pelicans (123-118). Además, esta última se produjo tras desperdiciar una ventaja de 14 puntos en el último cuarto. El equipo de Jeff Hornacek sólo ha ganado uno de sus últimos seis partidos. El gran problema es que desde que empezó el año los Knicks están teniendo problemas en ambos lados de la cancha. Tanto su Offensive Rating (102,9) como el defensivo (108,9) están entre los 10 peores de toda la NBA desde que comenzó 2018.

Lo malo

La mecánica de Markelle Fultz: Hace un par de días un video saltó en Twitter un video de Markelle Fultz, seleccionado por los Sixers con la primera elección del pasado Draft, entrenando su nueva mecánica de tiro. Y si bien es cierto que verle entrenar es buena noticia, el hecho de que esté siendo obligado a cambiar su forma de tirar a una mecánica mucho más extraña cuando llegó al Draft como uno de los mejores tiradores de la promoción podría indicar que sus problemas de hombro son más serios de lo que se creía. Para más inri, el técnico Brett Brown dejó entrever el pasado fin de semana que el base ni siquiera es capaz de lanzar a canasta por sus problemas físicos en el hombro. Mal asunto.

Thabo Sefolosha, baja para todo el año: No existen muchos jugadores más currantes que Thabo Sefolosha en la NBA. El pasado verano el suizo llegó a los Jazz para ayudar a madurar a su joven núcleo, y hasta ahora lo cierto es estaba haciendo un muy buen trabajo. Sin embargo, según se ha confirmado el alero va a perderse todo lo que resta de temporada por una fractura en su rodilla derecha. Es, sin duda, un auténtico palo para los Jazz.