Como todos los años, el 15 de enero la NBA nos ofrece una programación especial de partidos celebrando el día del nacimiento de Martin Luther King. Los Sixers ganaron a Toronto con un determinante McConnell, Markkanen hizo historia desde la línea de tres y los Hawks sorprendieron a los mermados Spurs.

Los Hornets consiguieron ganar en el último cuarto a los Pistons por 118-107. Los Pistons dominaron gran parte del partido, yéndose con una ventaja al descanso de seis puntos. Este inicio guiado por Tobias Harris y Bullock, ambos con 20 puntos en el global, no sirvió de nada tras la segunda parte de Kemba Walker, que anotó 17 de sus 20 puntos entre el tercer y cuarto periodo. Finalmente, un buen parcial en el último cuarto de Hornets despejó cualquier esperanza de remontada. Mal partido de Drummond que solo anotó 3 puntos y deja a su equipo al borde de estar fuera de playoffs. Howard ganó la batalla bajo los aros.

Embiid y los Sixers superaron a los Raptors 117-111. El pívot camerunés se fue hasta los 34 puntos y 11 rebotes y los de Philadelphia ya suman cinco victorias en los últimos seis encuentros. No obstante, costó, porque pese a dominar todo el partido llegando a tener una ventaja de 21 puntos, los canadienses se pusieron a uno (102-101) a falta de dos minutos. Llegó entonces un triple de Saric determinante y un sinfín de errores en el cuadro de Toronto. Lowry, aciago en el tiro, acabó desquiciado con TJ McConnell, que rozó el triple-doble e hizo prácticamente de todo.

Ajustada victoria de los Bucks en casa de los Wizards por 104-95. Giannis Antetokoumpo, que firmó la barbaridad 20 puntos, 20 rebotes y 6 asistencias y John Wall (27/4/9) ofrecieron un gran espectáculo donde ambos equipos mantendrían la igualdad en el marcador. Con un gran tercer cuarto, los Bucks lograban distanciarse mínimamente en el marcador. Aunque la segunda unidad del equipo de Washington lograse la igualada en los últimos minutos, fueron Bledsoe (23 puntos) y Middleton (19) los que ayudaron a la estrella griega a cerrar el partido.

Sorprendente derrota de los Spurs en su visita a Atlanta. Los de Budenholzer lograron una victoria de mérito al imponerse a los de Popovich por un ajustado 99-102. Un partido que se decidió en un final de infarto donde un triple de Danny Green colocaba a su equipo a tan solo un punto a falta de 30 segundos. Pero la estrella local Dennis Shroeder (26 puntos) fue el encargado de sentenciar la victoria con una bandeja crucial y dos tiros libres. En los visitantes, Aldridge fue el mejor con 25 puntos y 11 rebotes y Pau Gasol estuvo discreto: 6 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias. Ginóbili, lesionado en la primera mitad.

Los Knicks se llevaron el derbi ante los Nets con un marcador de 119-104. Pese a la ventaja vista en el marcador, el partido se caracterizó por la igualdad durante los tres primeros periodos, dejando tan solo dos puntos de ventaja para los Knicks a falta del definitivo cuarto. Este último fue donde Michael Beasley ( 23/10) y McDermott (13 puntos) dejarían visto para sentencia, siendo la estrella letona Kristaps Porzingis el mejor con 26 puntos y 9 rebotes. En los Nets destacar las actuaciones de DeMarre Carroll con 22 puntos y LeVert con 20 tantos desde la segunda unidad. Los Knicks se colocan a dos victorias de Playoffs.

Finalmente, los Chicago Bulls cortaron la racha de siete victorias de los Miami Heat. Los de Illinois cortaron la buena inercia del equipo de Florida dominando el partido de principio a fin y llevándose la victoria por un marcador de 111-119. Entre los más destacados encontramos de nuevo al rookie Lauri Markkanen, que hizo valer su buena mano desde el perímetro para anotar 17 puntos y 6 rebotes (convirtiéndose además en el jugador que menos partidos ha necesitado en la historia de la NBA para meter 100 triples: un total de 41 encuentros), acompañado por el base Justin Holiday y sus 25 puntos. Zach LaVine anotó 18 puntos en su segundo partido tras su larga lesión y el hispano-montenegrino Nikola Mirotic encestó sus 18 puntos en el último cuarto para sentenciar cualquier atisbo de remontada rival. En los Heat, Dragic volvió a ser el mejor con 22 puntos y en el banquillo Olynyk y Ellington aportaron 21 y 20 puntos respectivamente.

Texto de Daniel García Écija