Patricia Cabrera afronta la Copa de la Reina con la ilusión de siempre y físicamente, como ella mismo reconoce, en su mejor momento. El Uni Ferrol, a por todas.

¿Qué balance haces de la temporada hasta el momento?

La verdad es que la temporada está yendo muy bien. La permanencia era nuestro primer objetivo claro. Se ha cumplido con creces, vamos terceras y con buenas sensaciones. Pero creo que la segunda vuelta será muy distinta porque los equipos se han reforzado y muy bien.

Tras ganar en Magariños sufriendo… ¿cómo crees que llega Uni Ferrol a la cita?

Creo que llegamos bien a la Copa. Nos costó sacar el partido en Madrid pero supimos reaccionar al acierto de Estudiantes y al final ganamos con coraje.

En cuartos de final os espera un ‘viejo conocido’.

Los partidos contra IDK Gipuzkoa son como una final. Siempre son duros y tendremos que estar muy concentradas para poder llevárnoslo. Su juego interior es muy físico.

¿Cuál será la clave?

Tener una regularidad defensiva. En ataque siempre puedes tener un mejor o peor día, pero atrás hay que dar un pasito más porque algunos días nos despistamos y lo pagamos caro.

Pasan los años pero se te ve bastante bien.

Estoy más en forma que nunca y me siento bien aunque no esté jugando todo lo que querría, pero siempre que salgo a pista intento ayudar al equipo. Jugar aquí es un orgullo.

Una última… ¿Qué opinión tienes de María Araújo? Un diamante en bruto.

Trabaja muy duro para seguir mejorando. Creo que le queda mucho por mejorar, pero cumple todo para llegar a lo más alto y estoy segura de que va a llegar. Tenerla con nosotros es un lujo porque nos ayuda en ataque y en defensa y su ambición le hace crecer constantemente.