Cuatro partidos fueron los disputados la pasada madrugada en la NBA. Los Sixers lograron imponerse a los Celtics, Isaiah Thomas decide para que sus Cavaliers ganen a los Magic y Houston vence cómodamente a los Wolves en la vuelta de Harden. También venció Portland en casa ante los Pacers.

El partido de la noche se disputó en el TD Garden. Los Philadephia Sixers lograron por fin imponerse este año a los Boston Celtics después de que los tres últimos partidos los hayan saldado con derrota. Un partido donde la baja de Irving por molestias en el hombro se notó a lo largo del partido. Un choque donde el mejor fue una vez más el interior Joel Embiid, que recién elegido para All-Star, anotó 26 puntos y 16 rebotes. El encuentro se caracterizó por un tanteo bajo e igualado durante gran parte del partido. Pese a la igualdad máxima en el marcador, fue en el segundo cuarto donde un pequeño parcial daba una ventaja de siete puntos al descanso a los Sixers. En frente, Al Horford con 14 puntos y Smart con 13 fueron los mejores del quinteto titular ante el equipo de Filadelfia. Con el sorprendente resultado de 39-32 comenzaba la segunda mitad. Este cuarto fue el que decantó el partido, ya que los visitantes estuvieron más acertados de cara al aro y dominaron los tableros de manera más efectiva. En este parcial fueron claves las aportaciones de Saric (16 puntos) y T.J McConell que anotó sus 15 puntos todos en la segunda mitad. Con una ventaja de 18 puntos para los Sixers se disputaba el último cuarto. Pese al intento característico de los Celtics por remontabel resultado adverso, esta vez no fue posible habiéndose colocado a tan solo siete puntos de diferencia. El resultado final fue de 89-80 y colocando a los Sixers en record positivo y en puestos de playoffs.

Más sufrida fue la victoria de los Cleveland Cavaliers ante los Orlando Magic. El equipo de Lebron logró volver a la senda de la victoria tras haber perdido los últimos cuatro de manera consecutiva. Un partido donde el mejor fue el base Isaiah Thomas que anotó 21 puntos en un día donde Lebron James no estuvo acertado. Un encuentro que no aparentaba gran dificultad para los locales. Con una ventaja de 16 puntos al término del primer cuarto, no se esperaba que el partido desempeñase mucha complicación. Su rival, que de la mano de Aaron Gordon con 17 puntos y 11 rebotes y Payton con 19 puntos y 8 asistencias intentaban mantenerse en el partido ante el aluvión ofensivo rival. Llegando a lograr una ventaja de hasta 23 puntos, el equipo de Tyron Lue se iría la descanso con el cómodo marcador de 47-67. Pero la vuelta de vestuarios trajo consigo un partido nuevo. Los Magic creyeron en la remontada y con un tercer cuarto perfecto guiados por Fournier(17 puntos) y Simmons (16) lograron colocarse a cuatro puntos ante la completa desconexión en ataque de los Cavaliers. Con el marcador igualado se disputaría un último cuarto que decidiría al ganador en los segundos finales. Con tan solo once segundos por disputarse, Thomas ponía por delante a su equipo con dos tiros libres cruciales. Finalmente Elfrid Payton no logró anotar la bandeja decisiva y los Cavs lograron imponerse por 103-104 en un partido que lo tenían prácticamente decidido al descanso… pero que se les complicó.

Además…

  • James Harden regresa con victoria ante los Timberwolves: por 98-116. El equipo de Minnesota no pudo hacer frente al gran partido de los Houston Rockets, que dominaron de principio a fin el encuentro. James Harden volvía a las canchas tras su lesión anotando 10 puntos en 26 minutos de juego. El mejor en los locales fue Eric Gordon, que saliendo del banquillo enchufó 7 triples para acabar con  30 puntos en el global del encuentro, sumado a la aportación de Chris Paul y sus 19 puntos y 9 asistencias. En frente los mejores fueron Butler y Towns que pese a combinar 45 puntos entre ambos no fue suficiente. Los Rockets se mantienen segundos y los Timberwolves también se mantienen cuartos del Oeste. 

  • Quinta victoria seguida en casa de los Blazers, esta vez ante los Pacers: El equipo de Damian Lillard se consolida como equipo de Playoffs en una nueva victoria en casa ante los Pacers. Un partido donde al término de los tres primeros cuartos se llegaba con el resultado en tablas, pero un mal cuarto de los Pacers unido al acierto rival decantó la balanza en los minutos finales. Lillard volvió a ser el mejor del partido con 26 puntos y 8 rebotes pero siendo vital la aportación de Nurkic en los tableros con 19 untos y 17 rebotes. En los visitantes, Darren Collison acabaría con 23 puntos, los mismos que Victor Oldipo, que estuvo bastante desacertado de cara al aro. Esta victoria coloca sorprendentemente sextos del Oeste al equipo de Terry Scotts mientras que los Pacers se sitúan en las misma posición en el Este pero a tan solo un partido de estar fuera de playoffs.

Texto de Daniel García Écija