El rendimiento de los Raptors es una de las grandes historias de esta temporada en la NBA. La franquicia de Toronto tiene el segundo mejor récord de la Conferencia Este con 31 victorias y 13 derrotas. Que el equipo de DeRozan y Lowry tenga un gran rendimiento en la fase regular no es algo nuevo, es algo que ya ha ocurrido durante los últimas temporadas, sin embargo este año parece que sí tienen un aire de candidatos que no tenían otros años.

La gran pregunta es: ¿Qué ha cambiado en estos Raptors para que ahora sean considerados una amenaza mayor que en temporadas anteriores? En este artículo vamos a averiguarlo.

Un ataque «modernizado»

Si por algo se ha caracterizado el ataque de los Raptors en las últimas temporadas es por depender excesivamente de las acciones individuales de DeMar DeRozan y Kyle Lowry. Esta temporada eso está cambiando. Dwayne Casey ha implementado un estilo mucho más colectivo, y eso hace que el ataque de Toronto sea mejor de lo que ya era. La temporada pasada los Raptors realizaban 273,4 pases por partido, la cuarta peor marca de la NBA. Este año pasan el balón 291,8 veces por noche.

Pasar el balón les está ayudando a ser más productivos y eficientes. La temporada pasada fueron el equipo con menos asistencias de toda liga (18,6 por noche). Este año con 22,6 están entre los 13 mejores equipos en esta estadística. Así, su Offensive Rating de 109,8  está siendo el cuarto mejor de toda la liga.

Otro aspecto en el que Raptors han cambiado su estilo es en el uso del triple. El año pasado, quizás por la falta de tiradores, sólo lanzaron 24,3 triples por noche, la novena peor marca de la NBA. Esta temporada son el quinto equipo con más triples lanzados por partido con 31,8.

DeRozan la pieza del cambio

Cuando DeMar DeRozan se convirtió en una estrella de la NBA hace un par de temporadas, los defectos que muchos señalaban eran los mismos que el del ataque de sus Raptors. Se decía que era excesivamente individualista, que abusaba demasiado de la media distancia o que no era capaz de meter un triple ni aunque le fuera la vida en ello. Esta temporada, el cambio de Toronto ha empezado con él.

DeRozan se está mostrando mucho más participativo en la creación de tiros para sus compañeros, y ha pasado de ser un finalizador a ser un jugador mucho más completo. Esta temporada está repartiendo 5.0 asistencias por partido, la marca más alta de su carrera. También está realizando 37,0 pases por noche (2,3 más que el año pasado) y 10,4 asistencias potenciales (2 más que en 2016), es decir aquellos pases en los que el receptor lanza tras hacer un dribbling o menos.

Tal y como hemos visto hacer a otros jugadores en su camino al estrellato, como James Harden o Jimmy Butler, DeRozan está aprendiendo implicar a sus compañeros y a dirigir a su equipo. Y ese es el último paso para convertirse en una gran estrella en esta liga.

Otro aspecto en el que el escolta también está mejorando su juego es en el tiro de tres. En otras temporadas a menudo prefería lanzar un tiro media distancia algo forzado en vez de un triple abierto, pero este año está mostrando mucha más confianza en su tiro exterior.

El año pasado DeRozan lanzó sólo 1,7 triples por partido, lo que significaba sólo el 8,5% de sus tiros. Esta temporada está tirando 3,2 triples por noche, la marca más alta de su carrera, lo que viene a ser el 18,3% de sus lanzamientos. La temporada 2016/17 lanzó un total de 124 triples. En esta ya ha lanzado 140. Además, está lanzando con un porcentaje de 34,3%, una cifra mucho mejor que el 26,6% del año pasado.

Más candidatos que nunca

Con un ataque absolutamente renovado y una defensa que sigue siendo igual de buena, o incluso mejor, que en otras temporadas no se puede negar que estos Raptors son más candidatos al título que nunca.

Dwayne Casey ha conseguido pulir los defectos que el equipo tenía en temporadas pasadas, y DeMar DeRozan ha dado un paso adelante como estrella y líder de la franquicia. Además los jóvenes como Wright, VanVleet o Poeltl han hecho avances muy significativos en su progreso.

Y es que viendo el actual juego de los Cavaliers o los Wizards se puede decir que en estos momentos los Raptors son, junto a los Celtics, el principal candidato de la Conferencia Este para alcanzar las Finales de la NBA.