Jason Kidd ha sido cesado este lunes como head coach de los Milwaukee Bucks. El periodista Adrian Wojnarowski, de ESPN, ha adelantado la noticia, que no sorprende demasiado visto el irregular rendimiento del equipo.

Jason Kidd deja la franquicia tras tres temporadas y un balance de 139 victorias y 152 derrotas. En Playoffs, dos eliminaciones en primera ronda. El periodista Chris Haynes ha explicado que Antetokounmpo ha recibido la noticia con tristeza. La realidad, sin embargo, demuestra que estos Bucks estaban estancados. Octavos en el Este con una plantilla más que correcta, sumándole al griego dos jugadores de notable nivel como Bledsoe y Middleton. Kidd no era capaz de encontrar la tecla, estancando a varios jugadores jóvenes de los que dispone en el roster.

La mano derecha de Kidd hasta ahora, Joe Prunty, será el entrenador interino hasta final de temporada, cuando los Bucks tomarán una decisión más meditada. Uno de los mayores achaques este curso al ya ex técnico es que ningún jugador estaba mejorando su rendimiento, más allá de los soberbios números de Antetokounmpo.

Empieza una nueva etapa en Milwaukee y Kidd deberá pelear por encontrar nuevo destino en el futuro. Veremos si en las próximas semanas hay mejoría en el juego de la franquicia de Wisconsin.