Se terminó la duodécima jornada de la Basketball Champions League con malos resultados para los equipos españoles. El UCAM Murcia cayó en Turquía, mientras que el Estudiantes se bloqueó en casa. No falló, al menos, Iberostar Tenerife ante el PAOK.

El Iberostar Tenerife de Katsikaris está firmando una magnífica Champions. El vigente campeón superó en casa al PAOK 93-79, dominando de principio a fin aunque no pudo romper el encuentro hasta el último periodo. Ponitka (16), Allen (19+11) y Akognon, los más destacados. El conjunto aurinegro sigue liderando el Grupo B con un balance de 10-2, el mismo que el MHP Riesen, colíder. De terminar en primera posición tendría la ‘ventaja’ de jugar los partidos de vuelta de octavos de final y (hipotéticos) cuartos en casa.

No pudo mantener su racha europea el UCAM Murcia (llevaba cinco triunfos seguidos), que sucumbió 79-72 ante el Pinar Karsikaya. Los de Ibón Navarro fueron siempre a remolque y el parcial final (Hannah puso a cinco a los murcianos tras un triple a falta de cuatro minutos) se quedó sin premio. Jarrod Jones, superlativo, una pesadilla para el conjunto español (34 de valoración). UCAM tiene su billete garantizado para los octavos… y luchará por terminar en la tercera plaza del Grupo A.

Finalmente, destacar la dolorosa derrota del Movistar Estudiantes en casa ante el Medi Bayreuth, que remontó trece puntos y acabó ganando 68-76. Inexplicable desconexión colegial, con un Landesberg errático que fue incapaz de enmendar el 0-11 final para los alemanes. Los de Maldonado asegurarán su clasificación matemática en la Jornada 13 si derrota al Banvit y ganan también Reyer Venezia (al Bayreuth) y Rosa Radom (al Estrasburgo). Volver a fallar puede condenarles a la eliminación, aunque los octavos siguen estando cerca.

CLASIFICACIONES