Covirán Granada tiró de experiencia, sacrificio y el empuje de los más de 6.300 espectadores para revalidar en la prórroga el título de Copa ante un enorme Globalcaja La Roda en una intensa final en la que Devin Wright se coronó como MVP.

Intercambio de golpes para empezar (15-14)
El partido comenzó con una canasta de Javi Hernández, un ex del Covirán Granada que inauguró el marcador a favor de los manchegos. Cinco puntos consecutivos de Carlos Cabos colocaron a los locales por delante, mientras que el duelo Devin Wright y Placide Nakidjim se quedaba en tablas en unos primeros minutos con los dos equipos tanteando a su rival y sin lanzarse totalmente a por el partido.

El efecto Nakidjim coloca por delante a los visitantes (23-30)
Llegaba el GlobalCaja La Roda con ocho victorias consecutivas y eso se notó en un segundo cuarto espectacular. En defensa maniataron a los de Pablo Pin, que estuvieron muy desacertados desde el exterior (1 de 17 en triples al descanso) y con un Placide Nakidjim haciendo mucho daño en las dos pinturas. Un colapso ofensivo dejó a los locales sin anotar durante 5 minutos, mientras que un triple de Norman Rey colocaba el 23-30 y la mayor diferencia manchega.

Orgullo y compromiso para meterse en partido (37-40)
El paso por el vestuario sentó mejor a los granadinos. Apretaron atrás para paliar el poderío interior de Nakidjim (el pívot del Chad no anotó en este tercer cuarto), y tiraron en ataque del talento de Carlos Cobos Y Alo Marín para acercar el marcador (29-32). Apareció la figura de Carlos Noguerol para hacer daño tanto desde los 6.75 como en penetraciones pero una canasta del base brasileño ponía el 37-40 al final del tercer cuarto y la victoria todavía en el alero.

GlobalCaja La Roda no remata la victoria (57-57)
Siempre con los visitantes por delante, con pequeñas ventajas, el partido avanzaba hasta su resolución final con las mismas características de los 30 minutos anteriores: igualdad, competitividad y unas defensas muy intensas. El Covirán se llegó a poner por delante (44-43) pero un parcial de 0-6 con Noguerol muy acertado ponía el 48-52 y obligaba a Pablo Pin a solicitar tiempo puerto. Volvieron a aparecer las figuras de Wright y Nakidjim, pero el héroe fue un Alo Marín que anotó un triple espectacular a falta de 30 segundos que ponía el 57-57. Una pérdida de los de Alex González y un triple que no entró de Carlos Cobos mandaron la Copa al tiempo extra.

Los 6.300 de Granada llevan al Covirán al título (71-63)
El Covirán Granada afrontó la prórroga con todo a favor: una afición volcada tras 40 minutos intensos, los jugadores referentes algo más descansados, y la sensación de haber remontado un partido que se había puesto muy difícil. Alo Marín mantuvo el nivel del final del partido, y Devin Wright y Eloy Almazán se mostraron acertados en los tiros libres. El GlobalCaja La Roda luchó hasta el final, pero le fallaron las fuerzas después de rozar la Copa con la punta de las manos.