John Wall ya tiene sustituto en el All-Star. El base de los Washington Wizards estará unos dos meses fuera de acción, por lo que no podrá competir en el partido de las estrellas para el equipo de LeBron James, por lo que la NBA ya le ha encontrado un reemplazo. El elegido ha sido el pívot de los Detroit Pistons, Andre Drummond, una noticia que ha cogido por sorpresa a gran parte de los seguidores de esta liga.

Andre Drummond, que está promediando 14.7 puntos y 15.1 rebotes en 33.1 minutos por partido esta temporada, jugará su segundo All-Star, habiendo sido seleccionado por delante de otros como Goran Dragic (Miami Heat) o Ben Simmons (Philadelphia 76ers). El interior estadounidense se ha mostrado encantado por la decisión de la NBA: “Son buenas noticias, pero no puedo emocionarme demasiado. Estoy más emocionado sobre todo por mi madre”.

Kevin Love también se perderá el All-Star

Sin duda, desgraciadamente, estamos ante un All-Star plagado de lesiones. A las ya conocidas de DeMarcus Cousins y John Wall, se ha unido esta madrugada la de Kevin Love, ala-pívot de los Cleveland Cavaliers que también formaba parte del Team LeBron James como suplente. La franquicia de Ohio ha indicado que sufre una fractura en su mano izquierda, y según ESPN, se perderá las próximas 6-8 semanas de acción.

Esta lesión, aparte de necesitar su correspondiente reemplazo en el All-Star Game, podría hacer que los Cleveland Cavaliers cambiaran sus planes en los pocos días de mercado que quedan. Hasta ahora, habíamos visto a unos Cavs centrados en conseguir el traspaso del base George Hill (Sacramento Kings), pero las negociaciones parece que continúan estancadas porque no aceptaría un buyout de su contrato si LeBron James no sigue en el equipo.

Con esta baja, los Cavaliers ven peligrar un puesto que otorga preferencia de campo en los playoffs y obliga a la franquicia a jugar más small ball e intentar reforzarse en el mercado, sin la opción de poder traspasar a Kevin Love.