El método Pilates es un sistema de ejercicios que han supuesto una revolución en la actividad física ya que responden a criterios básicos coherentes. Su filosofía se basa en un cuerpo saludable en su conjunto, comprometido para llegar al bienestar.

Cada vez es más frecuente la incorporación de estos ejercicios en jugadores de baloncesto profesionales tengan o no alguna lesión, con el fin de mejorar de las condiciones físico-deportivas.

Este método combina ejercicios de estiramiento, fortalecimiento y relajación, que ayudan a evitar dolores de espalda y erradicar vicios posturales. Al tiempo que se activa la zona abdominal profunda, el trabajo se extiende al suelo pélvico y a pequeños músculos localizados alrededor de la columna. La musculatura se flexibiliza y se tonifica favoreciendo la desaparición de las tensiones.

El Pilates es una actividad que integra el cuerpo y la mente, ya que durante los ejercicios el control y la concentración deben mantenerse dirigidos hacia la respiración, la postura y la activación del powerhouse (musculatura profunda abdominal), para que el resultado del movimiento sea eficaz, primando la calidad por delante de la cantidad.

Los jugadores lo incluyen ya que potencian musculatura que no se trabaja en un entrenamiento convencional de baloncesto. Consiguen un equilibrio a nivel muscular y una mejora de la conciencia corporal que les beneficia en el rendimiento deportivo, tanto evitando lesiones como aumentando la resistencia durante los partidos por el trabajo respiratorio que se incluye en el Pilates.

Actualmente jugadores como Lebron James, Kyle Lowry, Carmelo Anthony, Jimmy Butler y ya el retirado Kobe Bryant lo han incorporado en sus rutinas de entrenamiento.

Texto de: Clínica Circe de Fisioterapia