Kristaps Porzingis, adiós a la temporada. El letón ha sufrido en la madrugada de hoy un desgarro en el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, y en Estados Unidos ya hablan de un tiempo estimado de recuperación de 12 meses, por lo que el letón pone punto y final a su temporada, a su sueño de disputar el AllStar Game de Los Ángeles y los New York Knicks a las aspiraciones de entrar en las postemporada después de varias temporadas ausentes.

Un varapalo tremendo para Kristaps, que estaba promediado 22.9 puntos y 6.7 rebotes por noche, siendo el líder indiscutible de los de la Gran Manzana.

Una lesión sufrida mediado el segundo cuarto del choque que ha medido a los suyos contra los Bucks y que fue consecuencia de una entrada a canasta de Porzingis finalizada con un mate. Nada más producirse la caída Kristaps se echó la mano a la rodilla, enmudeciendo el Madisan y despertando los peores augurios, unos presagios confirmados minutos después.

Las muestras de cariño sobre el ala-pivot letón no han tardado en llegar, desde su amigo y compañero Willy Hernangómez, hasta LeBron James, pasando por jugadores como José Calderón.

Un jugador especial, el unicornio, un tipo carismático y entrañable que no deja indiferente a nadie y que es uno de los estandartes de la revolución en el baloncesto moderno.

Mucho ánimo Kris, ¡volverás más fuerte que nunca!