Tan solo dos partidos fueron los que se jugaron la noche víspera del esperado All-Star. Una madrugada en la que Nikola Jokic lideró a su equipo con un partido espectacular para dar la victoria a sus Nuggets frente a los Bucks. Los Timberwolves supieron remontar en el último cuarto ante los Lakers.

Los Denver Nuggets visitaban la cancha de los Milwaukee Bucks disputando el último partido de ambos equipos antes del parón del All-Star. Un encuentro que enfrentaba a dos jugadores con mayor proyección de la NBA; el pivot Nikola Jokic y el alero griego Giannis Antetokoumpo, siendo ambos líderes de sus respectivos equipos de cara al partido. Un encuentro donde la estrella serbia brilló por encima del resto para guiar a su equipo en la victoria por 134-123. Una noche récord en la NBA debido a que en tan solo 14 minutos, Nikola Jokic conseguiría colocar un “triple doble” en su casillero convirtiéndose en el más rápido de la historia. Jokic finalizaría el encuentro con 30 puntos, 15 rebotes y 17 asistencias firmando una noche única.

El partido se caracterizaría por un ritmo alto de anotación y por un tanteo controlado siempre por el equipo visitante. Con un gran cuarto de Jockic ayudado por Will Barton autor de 19 puntos en global del encuentro y Gary Harris con 28 tantos, pondrían una cómoda ventaja al termino de los primeros doce minutos. Con un segundo cuarto más reñido, los Bucks llegaron a ponerse por delante gracias al buen trabajo colectivo. Giannis Antetokoumpo conseguiría un “triple doble” de 30 puntos, 11 rebotes y 13 asistencias para guiar a su equipo junto a los 27 puntos de Eric Bledsoe. Con unos minutos finales demoledores de los Nuggets, el partido se iba al descanso con doce puntos de ventaja para el equipo de Michael Malone (74-62). El tercer cuarto continuaría confirmando las buenas sensaciones. Pese a los intentos de los Bucks por acercarse en el marcador, el acierto desde el perímetro de su rival acabaría imponiéndose ampliando aun más su ventaja de cara al último cuarto. Con 19 puntos de ventaja comenzaba un último cuarto sin emoción donde los Nuggets lograron mantener su ventaja y los Bucks maquillar el marcador para acabar con una diferencia de once puntos. Con estas son tres las victorias seguidas del equipo de Colorado asegurando la sexta plaza del Oeste.

En el otro partido de la noche los Angeles Lakers visitaban Minnesota para enfrentarse a los Timberwolves. Un encuentro donde los locales supieron remontar para imponerse por un marcador de 111-119. El mejor del encuentro fue el All-Star Jimmy Butler y el ala-pivot Taj Gibson. Entre ambos combinarían 52 puntos para ayudar a su equipo a conseguir la victoria. El encuentro se vería dominado por los Lakers por una gran parte del encuentro. Con un tanteo alto en los primeros compases, sería la segunda unidad de los visitantes la que proporcionaría un pequeña ventaja tras un primer cuarto igualado. Julius Randle sería el mejor jugador del partido para el equipo angelino, anotando 23 puntos y capturando 9 rebotes. Junto a el destacan también los 17 puntos de Ingram y los 19 puntos de Zubac desde el banquillo. En el segundo cuarto los Lakers conseguirían ventajas de dobles dígitos amagando con irse del partido. Finalmente los titulares fueron los encargados de remontar esa pequeña desventaja para irse al descanso con tan solo tres puntos (65-62). La segunda mitad mantendría la igualdad entre ambos equipos. Pese a que los Wolves se volverían a poner delante en el marcador serían los Lakers los que conseguirían dobles dígitos de diferencia en el marcador, gracias a los buenos minutos de Randle e Ingram. El último cuarto comenzaría con siete puntos de ventaja para los visitantes. Este sería el cuarto donde los Wolves lograrían obrar la remontada. Los Lakers acusaron los minutos acumulados en sus piernas tras jugar la pasada noche frente a los Pelicans, haciendo posible la victoria del equipo de Thibodeau. Con la segunda mitad colocando la igualada en el marcador, sería Jimmy Butler el encargado de dar la victoria a su equipo con un gran último cuarto personal. El parcial sería de 20-35 para los locales en el cuarto periodo haciendo nulo los esfuerzos de los angelinos por llevarse la victoria.

Texto de Daniel García Écija