Tras la victoria del FC Barcelona sobre Herbalife Gran Canaria, protagonistas de ambos conjuntos analizaron el encuentro en la sala de prensa del Gran Canaria Arena. Recopilamos las declaraciones.

Luis Casimiro: «Nos ha costado igualar el nivel físico del Barça»

«Destacaría que nos ha costado igualar el nivel físico que ha impuesto el Barça y cuando hemos estado más entonados nos han castigado las pérdidas. Las 17 pérdidas por 10 del Barça, con 30 puntos de ellos a través de esas pérdidas, es donde más no ha costado. El rebote lo hemos subsanado. Creo que teníamos que haber evitado todo ese tipo de pérdidas que nos han costado puntos directos».

«Cuando me refiero al aspecto físico me refiero a la condición física y al estado físico. Cuando te enfrentas a equipos de Euroliga hay más contacto, más rapidez… Y todo eso lo tienen los equipos de Euroliga. A nosotros nos cuesta jugar en esos escenarios y nuestros ataques nos han costado. Una vez que esto puede ser un hándicap para nosotros, las 17 pérdidas son demasiadas para competir».

«Estoy apenado. Teníamos bastante ilusión y pensábamos que podíamos. Estoy satisfecho por el trabajo del equipo. Me gustaría estar compitiendo mucho más para poder ganar el partido, pero aun así estoy contento».

«No me ha sorprendido la metamorfosis del Barça. Ha limitado a su equipo a varios conceptos de defensa que los jugadores creen en ellos y van con mucha agresividad. Eso es muy positivo, el simplificar el trabajo a los jugadores lo desarrollan muy bien. Reduces las rotaciones, colocas hombres de confianza y salen las cosas muy bien».

Marcus Eriksson: «No hemos jugado tan bien en ataque»

«Ha sido un partido dura, pero también bonito de jugar. Es un partido que vamos a recordar. Nosotros no hemos jugado tan bien en ataque como solemos hacerlo. El Barça ha estado sólido durante el partido y nos han hecho cometer muchas pérdidas. Hemos luchado durante los 40 minutos y estoy muy orgulloso del equipo».

Svetislav Pesic: «Hemos demostrado cómo podemos ganar»

Empezamos muy bien el partido, pero se tienen que jugar cuatro cuartos. En el segundo perdimos la concentración y nos olvidamos de Eriksson. Todos sabíamos que era un gran tirador, pero no me esperaba esa manera de tirar. Es increíble. Estoy muy orgulloso de la reacción de los jugadores después del descanso. Tenemos jugadores con experiencia y si tenemos jugadores que tienen que entender cómo se juega al baloncesto es más fácil. Hemos demostrado cómo podemos ganar y cómo tenemos que jugar en defensa. Si controlamos la defensa no tendremos problemas para meter. Si juegas un partido con esta intensidad y sólo pierdes diez balones es una buena señal. Controlamos nuestra emoción, sobre todo, en el último cuarto. No teníamos que jugar contraataque y los jugadores lo entendieron, no como ocurrió en el día de ayer».

«Yo no pienso sobre mi trabajo. Lo más importante es que tenemos una comunicación muy buena y hablamos con el staff, con los jugadores y todos decidimos cómo jugamos. Tenemos jugadores que tienen experiencia. Normalmente se necesitan una serie de normas como todo el mundo y si no tienes jugadores que no entienden cómo se juega en los minutos decisivo tú puedes hablar de cómo se juega, pero no tienes jugadores. Estoy orgulloso de la reacción de los jugadores después del segundo cuarto cuando cambiamos nuestra defensa y conseguimos ganar el partido».

«Hablamos mañana. El secreto no existe. Existe la competición y tenemos jugadores que todo el mundo entendía que la situación no era buena. Nadie quiere perder y en esta situación los jugadores demuestran que quieren ganar. Tenemos muchas oportunidades, mañana por ejemplo, y luego tenemos muchos partidos de liga hasta el final de temporada. El secreto no existe».

«Es un jugador que puede hacer muchas cosas. Puede jugar en ataque, puede jugar en el baloncesto moderno, puede defender como cuatro, como cinco, puede ayudar en ataque en la posición de cuatro aunque no es cuatro… Si controla sus emociones puede convertirse en un jugador muy importante para el Barça y también para la selección. Oriola sólo necesita tiempo y paciencia con él».

Thomas Heurtel: «Me siento cómodo con el sistema de Pesic»

«Creo que hemos jugado desde el principio con mucha intensidad. Ellos se han puesto por delante, pero en la segunda dominábamos el marcador jugando con mucha intensidad en defensa como en ataque. Estoy muy feliz».

«Se ve desde fuera. Me siento muy cómodo en el sistema de Pesic tanto en defensa como en ataque. No voy a hablar de mí, voy a hablar del equipo. Mañana jugamos la final y eso es lo que me importa. Todo el mundo ha aportado sus cosas; Pierre, Rakim… y es por eso que he hecho 14 asistencias».

«Nadie pensaba que íbamos a ganar contra Baskonia. Si estamos aquí es porque creemos que podemos ganar. Ahora nos toca preparar el partido del Madrid».