El base de 29 años ha firmado esta tarde con los Minnesota Timberwolves hasta final de temporada después de que fuese cortado por los Utah Jazz el 10 de febrero, tras un traspaso a tres bandas que realizó los Cavs antes de que el periodo de traspasos se cerrase.

El MVP más joven de la historia ha sido rescatado del olvido por los compañeros que le hicieron grande. Su calvario no tiene fin, y golpe tras golpe, a Derrick Rose le está costando cada vez más levantarse. Esta vez, terminará la temporada en Minneapolis con los Wolves dirigidos por Tom Thibodeau y liderados por Jimmy Butler y Taj Gibson.

El chicagüense firmó el pasado verano por los Cleveland Cavaliers de LeBron James por el salario mínimo con el fin de suplir al traspasado Kyrie Irving. Las continuas molestias y problemas personales le hicieron perderse muchos partidos y que las dudas sobre su futuro volviesen a recobrar vida. Incluso se especuló con la retirada.

Ha jugado 16 partidos en la actual temporada, promediando 10 puntos, 1.8 rebotes, 1.6 asistencias y 1.8 pérdidas de balón en 20 minutos jugados disputados por encuentro. Veremos a qué nivel llega Rose al tramo final de la temporada. Su destino es un equipo de playoffs con opciones de dar algún susto en la postemporada y compartirá puesto de base con Teague, Aaron Brooks y Tyus Jones.