En Dallas están viviendo otra temporada especialmente difícil. Los Mavericks ya han certificado su ausencia, por segundo año consecutivo, en los Playoffs por el título. Un caso inédito en las últimas dos décadas, pues esta será la primera vez desde la etapa comprendida entre 1998 y 2000 que los de Texas no hagan acto de presencia en post-temporada de forma consecutiva.

Pero no todo son malas noticias. En medio de esa vorágine de resultados negativos, Dirk Nowitzki, principal referente y alma de la franquicia durante los últimos veinte años, ha confirmado que seguirá en activo la próxima temporada. El trece veces All-Star, que cumplirá 40 años en junio, ha defendido la camiseta de los Mavericks en sus 20 campañas en la NBA, con el campeonato de 2011 -a nivel colectivo- y el MVP de 2007 como sus grandes logros en la liga.

La noticia no se hará oficial hasta el verano, pero todo apunta a que Nowitzki regresará la próxima campaña, 21ª en la competición, tal y como ha confirmado en una entrevista para el New York Times.

“Mi idea es seguir jugando. Me siento genial. Solo me he perdido un partido toda la temporada. Firmé un contrato de dos temporadas porque quería jugar dos años más. Y aquí estoy.”

Nowitzki, por supuesto, ya no es el jugador que alguna vez fue, pero aún puede ser un complemento más que útil desde el banquillo. Además, la presencia de Nowitzki como veterano y líder del vestuario puede ser inclusos más importante que su rendimiento en pista, en unos Mavericks sumidos en un proceso de reconstrucción.

Esta campaña, el ala-pívot promedia 12.1 puntos y 5.7 rebotes en 24.8 minutos por encuentro.