Probablemente Donovan Mitchell no será el Rookie del Año -premio que irá a parar a manos de Ben Simmons-, pero es innegable que su impacto en la NBA y en los Utah Jazz es altísimo. El máximo anotador de una franquicia que acabará en 3ª o 4ª plaza de la feroz Conferencia Oeste -esta próxima madrugada se la jugarán frente a Portland- y desde esta noche el novato que más triples ha metido en una campaña.

Ante los Warriors (a los que arrollaron 79-119 en un partido sin historia) alcanzó los 186 triples, superando los 185 que estableció Damian Lillard en 2012. Todo ello tras 542 intentos, por lo que acredita un correcto 34,3% de acierto.

Top 5 novatos:

  1. Mitchell (186)
  2. Lillard (185)
  3. Curry (166)
  4. Rudy Fernández (159)
  5. Kyle Kuzma (159)

Simmons es ya uno de los anotadores más fiables de la liga. 21º en el ranking de puntos por encuentro (20,6), ha superado los 20 en hasta 46 partidos y solo en 9 ocasiones no ha alcanzado los 10. Un rookie, no lo olvidemos.

Una camiseta reivindicativa

Hace unos días, Ben Simmons aseguraba en unas declaraciones que solo él podía ser Rookie del Año. Y lo más sorprendente, que ningún otro novato le había sorprendido este curso. Es por eso que esta madrugada, cuando Mitchell llegó al pabellón, sorprendió vistiendo con esta camiseta de Adidas que define que es un «rookie».