Fin de la aventura de Steve Clifford en Charlotte. Después de cinco años, 196 victorias y 214 derrotas, el antiguo asistente de los hermanos Van Gundy ha sido despedido poco después de la llegada de un nuevo GM a los Hornets: Mitch Kupchak.

El no haber conseguido entrar en los Playoffs en los dos últimos años, así como su confianza en jugadores que ahora parecen pagados muy por encima de su valor (Como Nico Batum) han sido los últimos clavos en su ataúd.

Clifford llegó a Charlotte en 2013, convirtiendo a los por entonces Bobcats en un equipo defensivamente temible y llevando a Al Jefferson a las puertas de un All-Star, a pesar de sus carencias en el lado de la cancha al que más prioridad daba el entrenador. Derrotados en primera ronda, el equipo de Carolina del Norte buscó fichar a Hayward y acabó contratando a Lance Stephenson poco después de ser renombrados como Hornets. Fracasaron rotundamente en la temporada 2014-2015, pero al curso siguiente, una espectacular campaña de Kemba Walker y de fichajes como Marvin Williams o Nico Batum llevaron a los Charlotte a las 48 victorias y una apretada primera ronda donde perdieron en el séptimo partido contra Miami.

Ese fue el principio del fin del prometedor futuro Hornet. Jeremy Lin se marchó, Zeller encadenó lesiones y Batum nunca ha rendido al nivel del contrato firmado en el verano del 2016. Con Rich Cho, antiguo GM y uno de sus grandes valedores, sustituido por Kupchak, la marcha de Clifford era la crónica de una muerte anunciada. En su haber, conseguir alcanzar la postemporada dos veces y la buena labor con Walker, Jefferson y Lin. En su contra, no haber fomentado la progresión de jugadores como Malik Monk, Frank Kaminsky o Jeremy Lamb, de los pocos brotes verdes de un equipo estancado en la mediocridad, así como haber sido incapaz de adaptar su estilo de juego a la nueva NBA de fluidez posicional y triples.

Se abre ahora la veda para un nuevo entrenador en Charlotte. Los primeros candidatos en sonar fueron Jerry Stackhouse y el actual asistente del equipo, Stephen Silas, pero ha cobrado fuerza la opción de Dave Fizdale, antiguo entrenador de los Memphis Grizzlies. Parece claro que los Hornets, atrapados entre la última plaza de Playoff y los mejores puestos de la lotería, tienen planeada una revisión completa de su plantilla. No parece que vaya a ser el último gran movimiento en la Ciudad de la Reina. ¿Podrá acabar afectando a Willy?, ¿se marchará Kemba? Se avecina un verano muy movido en Carolina del Norte.

Messina, candidato

Ettore Messina podría convertirse en el primer europeo en ser nombrado entrenador jefe en la NBA. Según explicó el periodista de la ESPN, Adrian Wojnarowski, los Spurs han autorizado a Charlotte para que puedan entrevistarle.