Segunda noche de Playoffs en la NBA y una rápida conclusión: a este nivel de emoción y competitividad no llegamos vivos a junio. Qué partidazos. Ganó Boston en la prórroga, Oladipo y George se exhibieron… y Harden evitó la sorpresa de Minnesota.

Que los Cavaliers llegaban a Playoffs en un mar de dudas no es ninguna noticia. Que en el primer periodo (14-33), y prácticamente durante todo el encuentro, fueran barridos por los Pacers, tampoco. Ya son 4 las victorias de Indiana este curso sobre los de Ohio (en 5 partidos). La de anoche, en Cleveland (80-98), arrebatando el factor cancha y avisando sin resquemor a los de Lue que van en serio. Oladipo explotó con 32 puntos, bien secundado por Bogdanovic (15+6) y un Lance Stephenson que se mostró hiperactivo desde el banquillo (a veces, en exceso). LeBron James, que firmó un triple-doble estéril (24+10+12), perdió por primera vez un Game 1 en primera ronda (acumulaba un 12-0 en su carrera). El ’23’ necesitará ayuda para evitar la debacle… y de momento no la tiene.

Fascinante partido en Oklahoma para abrir la eliminatoria entre Jazz y Thunder (triunfo de OKC 116-108) con dos equipos antagónicos ofensivamente hablando. Unos, los de Snyder, buscando la fuerza en el colectivo; los otros, los de Donovan, con tantas armas individuales que la inoperancia coral puede verse suplantada por el talento esporádico. Buena muestra de ello fue Paul George, autor de 36 puntos con un magnífico 8 de 11 en triples. El ’13’ sacó a relucir su mejor versión en el momento oportuno. Junto a él, Westbrook (29+13+8) y un Melo que hizo un gran trabajo defensivo. Abrines, notable desde el banquillo (11 puntos y una completa tarea atrás en 21 minutos). En Utah no acabaron de carburar Gobert e Ingles, ni tampoco Ricky tuvo su mejor noche (5 de 18 en tiros de campo). Cosa seria es Donovan Mitchell, que debutó en Playoffs con 27 puntos (11/22 TC) y 10 rebotes. Pinta bien la serie.

La épica se apoderó del TD Garden en el primer partido de la serie entre Celtics y Bucks. Ganó Boston en la prórroga 113-107 gracias al pundonor de Rozier (23 puntos) y a un tapón clave de Tatum (19+10) sobre Middleton. Sin embargo, antes del tiempo extra, el encuentro había sido pasional, igualado y competitivo a más no poder. Buena muestra de ello fueron los últimos 15 segundos de partido. Empató Brogdon a 96 tras un pase de Antetokounmpo (35+13+7), Rozier se cascó un triplazo tras un excelso crossover para poner el 99-96 a falta de 5 décimas… y Middleton (31) llevó el partido a la prórroga con un triple inverosímil desde 10 metros. La historia posterior ya la conocen.

Finalmente, destacar los 44 puntos de James Harden (clave en el último periodo) para que Houston superase a Minnesota 104-101 en el primer partido de la serie. Los texanos sufrieron más de lo esperado, sobre todo por la productividad del banquillo de los Timberwolves, con un entonado Crawford y un confiado Rose, pero el triple final de Butler no entró. El ’13’ impidió sorpresas, junto a dos tiros libres de CP3 y el 24+12 de Capela, defendiendo bien a Towns.