Noche de playoffs y dos partidos disputados en la madrugada del lunes al martes en la NBA. Los Sixers no consiguieron ampliar su racha ganadora de 17 victorias consecutivas y cayeron ante los Miami Heat por 113-103, logrando el empate a 1 en la eliminatoria de la mano de un gran Dwayne Wade. También se impusieron los Golden State Warriors frente a los San Antonio Spurs por 116-101 colocando el 2-0 en la eliminatoria y siendo el combo Durant/Thompson imparable para los tejanos. Comenzamos.  

La madrugada NBA comenzaba con el segundo partido de la primera ronda que enfrenta al tercer y sexto clasificado de la conferencia Este, los Philadephia 76ers frente a los Miami Heat. Tras la contundente victoria de los Sixers por 27 puntos en el primer encuentro, el equipo de Florida supo recomponerse para imponerse por 113-103 y poner fin a la racha ganadora de 17 victorias del conjunto de Brett Brown y colocar el empate a uno en la eliminatoria.

El encuentro comenzaba como en primer partido. Los Sixers más entonados de cara el aro lograban distanciarse mínimamente en el marcador de la mano de su segunda unidad. Bellineli sería un factor clave empezando el partido enchufado pero finalmente aportaría 16 puntos desde el banco local. Con unos buenos minutos de Wade en el conjunto de Miami en los minutos finales dejaban un primer cuarto con siete puntos de ventaja para los Sixers.

Pero el segundo cuarto traería la oleada ofensiva de los Heat sin respuesta por parte de sus rivales. El espectacular resultado de 13-34 en el tanteo del cuarto mostraba unos Sixers totalmente desacertados desde la franja de 6,75 (19% con 7 triples anotados en el global del encuentro), situación bien aprovechada por sus rivales que de la mano de un rejuvenecido Dwayne Wade (28 puntos y 15 en el segundo cuarto) supieron colocar a su equipo hasta los 14 puntos de diferencia al termino de la primera mitad (56-42).

La segunda parte traería consigo unos Sixers mas agresivos intentando disminuir la diferencia en el marcador. Pese a los intentos de Saric con 23 puntos y Ben Simmons con 24 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias no fueron capaces de bajar de los 11 puntos a falta del último cuarto.

Un ultimo cuarto donde los visitantes tiraron de veteranía y supieron mantener la ventaja en todo momento pese a sus rivales llegaran a colocarse a 2 puntos a falta de cinco minutos. Los fallos en ataque de los locales unido al acierto desde la franja de los Heat pusieron un resultado de 113-103 para concluir el encuentro. Destacar en el equipo de Spolestra la gran aportación del veterano Joe Johnson, que con sus 18 puntos sin fallo junto a los 20 de Goran Dragic fueron claves para conseguir la victoria. La eliminatoria se coloca 1-1 y viaja a Florida para disputarse los próximos dos partidos con el factor cancha a favor de los Miami Heat, pero con la inminente vuelta del center Joel Embiid para el equipo de Pensilvania.

En el otro partido de la noche, los Golden State Warriors no dieron opción a reacción y se impusieron por 101-116 a los San Antonio Spurs. El equipo de la bahía de San Francisco cumple con el factor cancha a su favor y coloca el 2-0 en la serie de la mano del duo Durant/Thompson. Las dos superestrellas volvieron a estar enchufadas combinando 63 puntos y siendo imparables para unos Spurs donde LaMarcus Aldridge y sus 34 puntos y 12 rebotes se vieron tremendamente solos.

El partido comenzaba con unos Spurs decididos a cambiar la dinámica establecida. Con un inspirado Aldridge en estos primeros compases, los tejanos lograban dos puntos de diferencia al termino del primer cuarto.

El segundo continuo con el mismo ritmo. Los Warriors se mantenían cerca en el marcador mientras Patty Mils (21 puntos) y Rudy Gay (12) mantenían a su equipo en el aprtado ofensivo. Con una canasta de Thompson a escasos segundos finalizaba los dos primeros cuartos con seis puntos de ventaja para los de Gregg Popovich (53-47).

Sin embargo la segunda mitad acabaría con los sueños de los Spurs. Con un espectacular y ya famoso tercer cuarto de los Golden State Warriors, el equipo de Steve Kerr conseguía dar la vuelta al marcador de la mano de sus dos superestrellas. En los locales también aportaría veteranía en los dos lados de la cancha Andre Iguodala, que saliendo en el quinteto titular del partido aportaría 14 puntos a su equipo.

Con cinco puntos de ventaja para los Warriors comenzaba el definitivo cuarto. Un último cuarto donde Klay Thompson decidió dinamitar el encuentro con unos muy buenos primeros minutos dejando un final sin emoción pese a los intentos de Aldridge por remontar. Tras los dos primeros partidos la eliminatoria se traslada a San Antonio donde los Spurs tienen en su mano aprovechar el factor cancha para intentar frenar a unos imparables Warriors.

Texto de Daniel García Écija